16 C
Bogotá
martes, agosto 4, 2020

10 hoteles de cine donde pasar las vacaciones este verano

Debe Leer

A partir de este mes les pagarán a los médicos residentes

Después de que los galenos que cursan algún posgrado lo pidieran durante años, a partir...

Por segunda vez, Sala de Instrucción termina sin decisión sobre Uribe

En la tarde de este lunes los magistrados de la Sala de Instrucción se reunieron...

Pati Chapoy recordó el día que se enfrentó a la venganza de Televisa

La conductora pudo haber ido a prisión por un proceso efecuado por Televisa, empresa con quien trabajó por años...

Diez comerciales imperdibles sobre el coronavirus en el mundo

El nuevo coronavirus ha cambiado la forma en la que nos relacionados, en la que...

Hotel Mandarín Oriental de ‘Sexo en Nueva York 2’, el Hotel Park Hyat de ‘Lost in Translation’ o ell Turtle Bay Resort en Hawai de ‘Paso de ti’ son algunos de los elegidos.

Este verano, muchos nos vamos a tener que conformar con viajar a través de las películas y alojarte en ese hotel con el que habías soñado desde el año pasado para disfrutar de tus ansiadas y necesarias vacaciones. Pero, tranquilos. Siempre quedará el cine para teletransportarnos a todos esos lugares; y por qué no, servirnos como inspiración para los destinos donde queramos alojarnos en un futuro. 

Vivir por unos días en una recóndita isla griega y pasarte todo el sing along al completo de ABBA; sentirte como Julia Roberts y sumergirte en un jacuzzi tan grande que te cubra entera, de pies a cabeza; correr por el Hotel Plaza de Nueva York como lo hizo una vez el actor Macaulay Culkin en Solo en casa 2; encontrar al perfecto desconocido en el hotel de Lost in Translation como Bill Murray y Scarlett Johansson; o vivir la aventura más loca en el Hotel Transilvania, alojado con Drácula, zombies, brujas, momias, hombres lobo y hasta el mismísimo Frankenstein. Nunca está de más fantasear con alguno de estos alojamientos, por eso, la redacción de SensaCine ha escogido 10 hoteles de cine donde nos gustaría pasar este verano las vacaciones. ¡A continuación, no te pierdas el variopinto listado!

El hotel de ‘Mamma Mía’ 

Las islas griegas son un micro paraíso de aguas cristalinas a orillas del Mar Mediterráneo. ¿Como resistirse a pasar el verano en una de ellas? Puestos a elegir; me quedo con la Villa Donna de la película Mamma Mía protagonizada por Meryl Streep. Aunque en la segunda entrega el complejo está más sofistacado, sigo prefiriendo la grieta en el patio central de la primera parte. Aunque en la vida real no existe este hotel, estas islas cuentan con numerosas villas muy similiares a las de la pelicula. La singularidad del pequeño hotel, enclavado en una de las pequeñas y misteriosas islas griegas -que siempre son motivo de alguna que otra leyenda de la mitología – es uno de sus grandes atractivos. Aunque las habitaciones no son la suite que quizá muchos buscan en sus vacaciones, en ellas se encuentra todo lo necesario para descansar, desconectar y relajarte. Además, este pequeño alojamiento tiene el encanto de los pueblos blancos andaluces y la esencia tradicional mediterránea. Todo un placer para los sentidos. Si a ello le añades a su dueña que canta los míticos temas de ABBA, ¿qué más se puede pedir?

El hotel de Sexo en Nueva York 2 

 

De lo más austero al LUJO en letras mayúsculas. El resort de Sexo en Nueva York 2 de Abu Dabi en el que Carrie Bradshaw (Sarah Jessica Parker), Samantha Jones (Kim Cattrall), Charlotte York (Kristin Davis) y Miranda Hobbes (Cynthia Nixon) disfrutaron, a medias, de su viaje de chicas es una auténtica pasada. Así, tal cual. Simulando a un Palacete de Oriente Medio, según ves la película este alojamiento parece que albergue su propia ciudad en el interior. A pesar de que se encuentra en Abu Dabi -aunque en realidad la cinta se rodó en Marruecos, concretamente en el Hotel Mandarín Oriental-, el interior del complejo hace que te sientas en medio de un oásis. Pero no solo el exterior: las habitaciones, la cocina integrada en la suite -que nunca está de más- y su espectacular terraza hace que resulte muy complicado no querer soñar con una viaje así alguna vez en tu vida. 

Ana Lasso

El hotel de ‘El gran Hotel Budapest’ (2014)

 

¡Guau! Me encantaría sentirme como un personaje de Stefan Zweig alojándome en El gran Hotel Budapest de la película homónima de Wes Anderson (Moonrise Kingdom, Isla de perros, La Crónica Francesa) de 2014. Para empezar, el octavo largo del director es una de mis películas favoritas de todos los tiempos. Pero es que luego, además, creo que sería extremadamente feliz si pasara unos cuantos días en esa imponente arquitectura rosada inspirada en la colección de imágenes de resorts alpinos en fotocromo de la Biblioteca del Congreso de los EE.UU. Al cineasta le fascinaron el fatalismo y la Viena del siglo XX que retrata Zweig en sus obras y así, con la ayuda de su amigo y colaborador Hugo Guinness y de las comedias de Hollywood de mitad de siglo ambientadas en el Viejo Continente, es como dio forma a las aventuras de M. Gustave (Ralph Fiennes) y de su protegido Zero Moustafa (Tony Revolori). Viena, Múnich, la capital húngara, la ciudad balneario de Karlovy Vary… Imposible ver El gran Hotel Budapest sin pensar en alguna de ellas y desear escapar. La amistad, la nostalgia… ¡Ay! Como curiosidad, el recibidor que ves en pantalla pertenece a los históricos grandes almacenes Görlitz, en Alemania. Así que ya sabes. Luce las impecables americana y pajarita de Gustave en colores morado y burdeos o el abrigo de estilo militar de Adrien Brody; rocíate unas gotas de L’Air de Panache, y saborea uno de los pasteles ingrávidos de Mendl’s sin apenas sacarlo de su cajita -hasta te está permitido dejarte una mancha en la cara con la forma del antojo de Agatha (Saoirse Ronan). Ya puestos, siéntete como un aristócrata leyendo La montaña mágica de Thomas Mann. Siempre en papel.

Santiago Gimeno

El hotel Continental de ‘John Wick’

 

Lo de irse de vacaciones para descansar, relajarse y desconectar un poco de estos meses que nos ha tocado vivir está muy bien. Pero si me dan a elegir a alojarme en un hotel de cine, sin duda me iría unos días al Hotel Continental de la saga John Wick. Puede que no sea el mejor sitio para aquellos que buscan olvidarse de la rutina, pero es un lugar que no dudaría en explorar hasta la extenuación. Este edificio, localizado en la vida real en Manhattan, es al que acuden los miembros del gremio de asesinos en la franquicia protagonizada por Keanu Reeves. Y tiene unas reglas muy estrictas. La mejor de todas es que ningún tipo de negocio puede ser llevado a cabo en sus instalaciones. Eso, en el mundo de John Wick, supone que todos aquellos que se ganan la vida matando no pueden hacerlo en su interior. Si se rompe esta norma, la condena es la muerte o ser un “excommunicado” -dejar de formar parte del gremio. Su director Winston (Ian McShane) es un gran personaje y alguien con quien charlar en el bar mientras disfrutas de un buen vaso de ‘whisky’, pero el que de verdad se ha ganado el corazón de los seguidores de esta saga es el servicial recepcionista Charon (Lance Reddick). Él puede conseguirte todo lo que necesites. ¡Y encima lo hace con una tranquilidad y un saber estar pasmosos! Sin duda, el Hotel Continental es uno de los elementos de este mundo que más ha llamado la atención de los espectadores. Seguro que si te has ido de viaje a otros países y te has topado con un lugar con ese nombre, Reeves y el universo de la saga te han venido a la cabeza. Otra cosa es que quieras descubrir qué se cuece ahí dentro… 

Andrea Zamora

El hotel de ‘Lost in Translation’ 

 

Paisajes de la elegancia y el lujo, pero también de la soledad. Esa descripción podría aplicarse a cualquier película de Sofía Coppola, pero ninguna como Lost in Translation ha sabido captarla de manera tan vívida. Lost in Translation es una película repleta de melancolía, en la que sumergirse cuando la nostalgia llama a la puerta, y si quieres volver a vivirla al cien por cien (y tienes unos cuantos miles de yenes en la cuenta bancaria) lo mejor que puedes hacer es reservar habitación en el Hotel Park Hyatt de Tokio, donde sucede el romance platónico entre Bill Murray y Scarlett Johansson. Si fuera rica no lo dudaría, reservaría la suite de los grandes ventanales en la que se alojaba Scarlett en la película solo para mirar con gesto hastiado el bullicio lejano de la ciudad. Luego iría al New York Bar, en la planta 52 del establecimiento, e imitaría el rictus de payaso triste del personaje de Murray tomándome un whisky mientras suena una melodía jazz en el piano del local. Más allá de ser una localización mítica y súper evocadora, el Hotel Park Hyatt de Tokio tiene unas vistas increíbles y hasta se puede ver el Monte Fuji desde las habitaciones más elevadas que miran hacia la emblemática montaña. Un lugar de ensueño que existe en la realidad, aunque solo sea en la realidad de los bolsillos privilegiados.   

 Paula Arantzazu Ruiz

El hotel de ‘Solo en casa 2’ 

 

Aunque rememorar la popular escena de Macaulay Culkin sería más propio de una época invernal, siempre es buen momento para que un camarero de habitaciones nos sirva un helado gigante tumbados/as en la cama de un hotel de lujo mientras vemos una película. En esta entrega, Solo en casa 2: Perdido en Nueva York, Kevin McCallister se queda solo en la Gran Manzana tras equivocarse de avión y no viajar junto a su familia a Miami para pasar las vacaciones de Navidad. Durante su estancia en esta ciudad, descubre que los ladrones que intentaron robar en su casa -y a los que hizo la vida imposible-, han escapado de prisión y también están en Nueva York. El nuevo objetivo de estos delincuentes es robar en una juguetería, de cuyo dueño se hizo amigo Kevin, lo que implica una nueva aventura para el pequeño. El emblemático hotel en el que el protagonista pasa gran parte del filme es el lujoso hotel Plaza de Nueva York, del que Donald Trump era propietario y que, además, realizaba un cameo en el filme. Una escena que recientemente, en una emisión de Navidad en la cadena canadiense CBS, fue censurada. 

Aída S. Anyolini

El hotel de ‘Ocean’s Twelve’ 

Nunca podremos llegar a ser o tener el mismo porte que George Clooney, Brad Pitt o Matt Damon pero sí que podemos sentirnos como uno más del equipo de atracadores de Ocean’s Twelve pisando el mismo hotel que hacen ellos en la secuela de Ocean’s Eleven, concretamente el hotel Pulitzer de Amsterdam. Este alojamiento de cinco estrellas se encuentra en una de las ciudades más emblemáticas de los Países Bajos al que puedes asistir y reservar habitación. Además de encontrarte en este icónico hotel, también puedes hacer luego un tour de cine y series por Amsterdam, como el Barrio Rojo que apareció en la segunda temporada de Killing Eve o Sense8 de Netflix. Todo son ventajas.

El hotel de ‘Paso de ti’

Muchos recordarán Paso de ti por la película que pillaste una noche por una cadena de televisión y que te quedaste a verla porque no tenías otra cosa mejor que hacer. La comedia de 2008 está protagonizada por Jason Segel en el papel de Peter Bretter, un chico que, para superar la ruptura con su ex, decide viajar a un hotel de lujo en Hawái. Pero allí se encontrará con ella y con el que es su nuevo novio. El maravilloso resort que aparece en Paso de Ti afortunadamente puedes ir a visitarlo y pasar alguna que otra noche allí (si has podido ahorrar estos meses, claro). Situado en Oahu, el Turtle Bay Resort cuenta con unas idílicas vistas de ensueño que se se utilizaron rodar enteramente Paso de ti, además de otros proyectos como Hawai 5.0 o Perdidos. El destino perfecto para estas vacaciones

Custodio Guerrero

El hotel de ‘Hotel Transilvania’ 

Ser monstruo puede tener muchos inconvenientes: estar siempre huyendo de humanos enfurecidos y pasarse la noche dando sustos a propios y extraños, puede resultar muy cansado. Por ello, el Conde Drácula vistiéndose de vampiro con visión de negocio decide montar un rentable negocio: el Hotel Transilvania. Se trata de un lugar en el que las fechorías están bien vistas y los humanos no son bien recibidos. Todo parece en orden, hasta que un humano llega al lugar por error y altera toda la apacible vida de las criaturas allí alojadas. El propietario tratará de mediar en la situación, pero hay un factor con el que no cuenta: su curiosa y valiente hija, que siempre tiene intención de conocer el mundo ‘de afuera’, y ahora tiene a una habitante de ese sitio en el alojamiento de su padre. Comedia de animación que ha dado para tres secuelas (la próxima entrega se estrenará, previsiblemente, en 2021) en manos del director Genndy Tartakovsky (responsable de series como El laboratorio de Dexter o Samurai Jack). 

Tomás Andrés

Fuente de la Noticia

Últimas Noticias

A partir de este mes les pagarán a los médicos residentes

Después de que los galenos que cursan algún posgrado lo pidieran durante años, a partir...

Por segunda vez, Sala de Instrucción termina sin decisión sobre Uribe

En la tarde de este lunes los magistrados de la Sala de Instrucción se reunieron de forma virtual y extraordinaria...

Pati Chapoy recordó el día que se enfrentó a la venganza de Televisa

La conductora pudo haber ido a prisión por un proceso efecuado por Televisa, empresa con quien trabajó por años (Foto: Instagram @ventaneandouno) La historia de...

Diez comerciales imperdibles sobre el coronavirus en el mundo

El nuevo coronavirus ha cambiado la forma en la que nos relacionados, en la que cumplimos con nuestras labores cotidianas...

Corto de Almodóvar grabado durante la pandemia se estrenará en Venecia

El cortometraje The Human Voice del director español Pedro Almodóvar será presentado fuera de concurso en la próxima edición de...

Más noticias