12 C
Bogota
jueves, noviembre 21, 2019
  • Inicio
  • Economía y Finanzas

12 proyectos de ley que van tras la plata de las cajas de compensación

Debe Leer

Sospecha de amaño de partido Tigres-Pereira: ¿fue solo una 'recocha'?

Arquero de Tigres dice que supuesto amaño contra Pereira fue chiste | Futbol Colombiano |...

'Lizzie McGuire': Gordo vuelve por la secuela de Disney+

Adam Lamberg interpretará de nuevo al fiel amigo de Lizzie junto a los ya confirmados Hallie Todd, Robert Carradine...

Doce normas legislativas, tres de ellas convertidas ya en leyes del Congreso de la República, generan preocupación en el gremio de cajas de compensación (Asocajas), que inicia este jueves su congreso anual, en el que pondrán sobre el tapete la necesidad de una mayor garantía a la estabilidad jurídica, de manera que puedan “seguir siendo el mejor aliado de la clase media”, según sostuvo Adriana Guillén, presidenta de esa agremiación.

En esta oportunidad, cuando Asocajas realiza el congreso número 31 y las cajas de compensación cumplen 65 años de irrupción en el mundo del trabajador y su familia, el evento estará enfocado en la temática del bienestar, pues, “es lo que las cajas han hecho desde sus inicios”, agregó Guillén.

Sin embargo, no se ve así desde todos los frentes. En el 2012, en medio de una gran controversia, la reforma tributaria aprobada en ese año buscaba quitar los recursos que reciben las cajas, a título de parafiscales, correspondientes a un 4 % del salario de cada trabajador formal, lo que les permite acceder –a él y su familia– a múltiples servicios.

“En ese momento no se tocó el aporte al sistema de subsidio familiar porque, desde el análisis técnico, resultaba de tal magnitud el desajuste financiero y social de la política pública que no había forma de sustituir la fuente de recursos para la niñez, salud o vivienda; esto sin mencionar los beneficios que perdería la clase trabajadora, como cuota monetaria, cultura, educación, recreación y turismo”, señaló Guillén.

(Le puede interesar: Estrenar casa, una meta posible de la mano de las cajas)

Según Asocajas, “los ingresos provienen de los aportes de los empresarios, no del salario de los trabajadores. Esos recursos se convierten en salario social una vez son entregados”.

La recomendación de la Ocde

Hay que recordar que en el 2018, estos dineros ascendieron a 7 billones de pesos y, para mencionar solo unos cuantos servicios que reciben más de 21 millones de trabajadores y sus familias, las cajas cuentan con 318 centros recreacionales, unidades deportivas o clubes. “La infraestructura de recreación nació en 1954. Si desaparece este papel que juegan las cajas, la clase trabajadora no tendría a dónde ir”, dijo la presidenta del gremio, que cobija a 36 de las 43 cajas que existen.

En salud, por ejemplo, tienen la tercera parte de afiliados del país, 14,4 millones de personas, entre los regímenes contributivo y subsidiado, indicó Guillén.

Pero en el reciente informe de la Ocde sobre Colombia, el organismo internacional volvió a tocar el tema y sugirió la búsqueda de una fuente de financiación distinta, pues, si bien destaca “la gran variedad de servicios, desde programas de vivienda y capacitación hasta deportes y ocio que adelantan, es necesario buscar fuentes de financiación alternativas para estas instituciones o convertir en voluntaria dicha contribución”.

El presidente de la Andi, Bruce Mac Master, expresa su posición. “Estamos convencidos del modelo y de su capacidad de generar beneficios para los trabajadores. Por eso hemos enfatizado en la construcción de mecanismos de concertación que permitan enfocar sus inversiones y servicios en programas y políticas en las cuales todos estemos de acuerdo. Ha habido casos en los cuales este principio general se olvida. En ese momento es cuando el sistema entra en riesgo”.

Entre tanto, en el congreso de Asocajas abardarán la necesidad de contar con estabilidad jurídica en las reglas, por lo que la presidenta del gremio llamó la atención sobre leyes y proyectos legislativos que involucran parte de los recursos que manejan las cajas (plata destinada al pago de subsidios al desempleado), por ejemplo, están como posible fuente de financiación del sistema de residencias médicas.

Otras iniciativas legislativas buscan que con el 20 % de los recursos del Fovis (dirigidos a financiar la vivienda de la población con menores ingresos a través de subsidios, con los cuales se benefician 56.000 familias), se cubran necesidades de los daminificados por eventos naturales.

(Lea también: Así puede acceder al doble subsidio para comprar vivienda en el país)

También hay proyectos de ley para que estas instituciones paguen seguros de vida a los trabajadores de vigilancia o para cubrir las prácticas jurídicas de los estudiantes de derecho. “Todo esto está bien que se financie, pero por qué con los recursos de los trabajadores, lo que, además, pone es en riesgo el aporte del empresario, cuyo manejo tiene implícito un concepto de responsabildad social”, anotó Guillén.

Los recursos de las cajas también están en el visor del Legislativo para que se impulse la contratación de jóvenes menores de 28 años (un año sin aportar a las cajas); para formalizar empleos o para vincular personas a las que les faltan 250 semanas de cotización para lograr una pensión, entre otras.

El debate

Al respecto, el representante a la Cámara, Mauricio Toro, señaló que “el tema debe ser parte de un debate amplio, pues, si bien es cierto que reducir la carga al empleador, del 4 % a la nómina, está en línea con la promoción de la competividad de las empresas y la generación de empleo, también es verdad que las cajas han desempeñado un papel fundamental en servicios y bienestar para el trabajador”.

La parlamentaria Juanita Goebertus, que acompañó uno de los proyectos que preocupan a Asocajas, dijo: “estoy dispuesta a discutir proposiciones que no pongan en riesgo a las cajas de compensación”.

Así, el llamado de Guillén es para que “empresarios, gobierno, legisladores y las cajas se enfoquen en asegurar no solo la continuidad del Sistema de Compensación

Familiar sino su integridad. No hacerlo, es desconocer el esfuerzo de los empresarios, dilapidar el patrimonio social de los trabajadores, entorpecer la materialización de las políticas públicas y poner en riesgo la estabilidad social y fiscal que este sistema genera”.

Lo que habrá en el congreso de Asocajas

El congreso de Asocajas, que se inicia este jueves, hará visible durante dos días la nueva problemática de la protección social en un mercado laboral cambiante.

Según Adriana Guillén, “estamos en una coyuntura distinta a la de hace 30 años. Hay nuevas formas de trabajo. Existen quienes no quieren emplearse. Es necesario revisar la legislación laboral actual, que parte de una estructura rígida: el contrato”.

Ese será uno de los temas de debate de expertos nacionales e internacionales, entre ellos Simone Cecchini, oficial de Asuntos Sociales de la Cepal, quien mostrará el panorama de la región. Para Guillén, más allá de la modalidad de vinculación del trabajador, lo que se requiere es “inclusión social”.

El congreso tendrá un panel sobre dignidad humana, como punto que debe estar en el centro del bienestar, anota Guillén.

Como ingrediente especial habrá un foro sobre salud mental, teniendo en cuenta que las cajas cubren una población de 14 millones de afiliados y, con frecuencia, los colombianos tienen dificultades para manejar sus relaciones interpersonales.
En este espacio, además de casos testimoniales, estará el siquiatra Carlos Climent, de la Universidad de Harvard.

El presidente Iván Duque asistirá al evento, y los ministros del Trabajo, Justicia y Salud y Protección Social están entre los panelistas. También participarán codirectores del Banco de la República, analistas económicos y académicos.

REDACCIÓN ECONOMÍA Y NEGOCIOS

Fuente de la Noticia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias

Sospecha de amaño de partido Tigres-Pereira: ¿fue solo una 'recocha'?

Arquero de Tigres dice que supuesto amaño contra Pereira fue chiste | Futbol Colombiano |...

Más noticias