Connect with us

Valle

«Alcalde, ¿cuánto tiempo vamos a tener para llorar a nuestros seres queridos?», Hija de un taxista asesinado en Buenaventura.

Publicado

en

en Buenaventura

en Buenaventura
“¿A qué esperas, tienes que esperar a que un familiar te toque, a que la violencia que estamos viviendo en Buenaventura llegue a la puerta de tu casa para que puedas hacer algo?”, Dijo la mujer.

En el puerto, la situación de orden público se desbordó. La víctima fue descrita como «un abuelo, abuelo y vecino muy educado y servicial». El Gremio de Transportistas se declara en quiebra.

Noticias del Valle del Cauca.

“Señor alcalde, ¿a qué está esperando? ¿Debería esperar a que un ser querido lo toque? En medio de lágrimas, desesperación y desamparo, el familiar de la última víctima de la violencia llamó a las autoridades a actuar ante los constantes hechos que se registran en Buenaventura.

La víctima fue identificada como José A., conocido y apreciado taxista del puerto, a quien se refería cariñosamente como “Fresco” dentro de su sindicato; por su paz y bondad.

El que fue asesinado a tiros por desconocidos alrededor de las 6:00 am del jueves 12 de agosto, en el barrio Juan XXIII, «cuando iba a recoger a su nieta para un reconocimiento médico temprano», dijo una de sus hijas.

Estampida en el Malecón de Buenaventura tras el tiroteo: «No hay palabras para descifrar por lo que estamos pasando»

No hay información sobre quién fue el responsable del ataque y los motivos del incidente.

Las autoridades han indicado que están realizando averiguaciones e investigaciones para arrojar resultados. El transportista es la décima persona muerta en lo que va de agosto.

Fuerte reclamo de sus familiares

Una de las hijas de la víctima lanzó un fuerte llamamiento, ciertamente, vehemente pero también lleno de dolor y gran tristeza, a las autoridades.

«¿A qué estás esperando, debes esperar que un padre te toque, que la violencia que estamos viviendo en Buenaventura llegue a tu puerta para que puedas hacer algo?»

Lea también:

Pida al alcalde garantías, seguridad y el fin del flagelo de la violencia que azota la región.

«Lo que estamos viviendo en Buenaventura es muy duro, nunca se había vivido», se queja de que no es posible conducir un coche, caminar o andar en moto, «tenemos que vivir con miedo en cada esquina».

Respecto a su padre, dijo que era «un veterano, un hombre, un padre, un abuelo, una persona que siempre estuvo ahí, una persona que trabajaba como taxista y en el barrio donde vivía y criaba a todas sus hijas». «

«No es justo, iba a llevar a su nieta para un examen médico», dijo.

Ante este y otros hechos violentos en el puerto, transporte el público confirmó el «paro indefinido»:

Fuente de la noticia

Publicidad
Click para Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia