10 C
Bogotá
miércoles, enero 20, 2021

Algo realmente histórico: suspenden la fiesta del Señor de los Milagros en Aquitania

-Publicidad-
- Publicidad -


Por la pandemia del COVID-19, las autoridades decidieron no llevar a cabo esta celebración, que tiene una tradición de cerca de 300 años. En esta ocasión no se verá la imagen de Jesucristo surcando las aguas del lago de Tota a bordo de una embarcación.

Este año no se realizará la tradicional travesía por el lago de Tota con la imagen del Señor de los Milagros. Foto: archivo Boyacá Sie7e Días

Desde 1730, cuando apareció la imagen del Señor de los Milagros en la península de Daitó, en la ribera del lago de Tota, tradicionalmente se le celebró la fiesta al patrono de Aquitania del 15 al 17 de enero.

Sin embargo, en esta ocasión, por motivo de la pandemia del COVID-19, las autoridades locales decidieron suspender esta festividad para evitar aglomeraciones.

No habrá, por tanto, el tradicional desfile náutico por el lago de Tota con la imagen del Señor de los Milagros, que surcaba el lago para llegar hasta el templo en la península de Daitó.

Este 15 de enero, tradicionalmente el día principal de la festividad, monseñor Gabriel Ángel Villa Vahos, arzobispo de la Arquidiócesis de Tunja, celebrará de manera virtual una eucaristía, que podrá seguirse a través del Facebook de la Parroquia del Señor de los Milagros de Aquitania a partir de las 10:00 de la mañana.

“Hemos atendido lo establecido por el Gobierno nacional y se solicita a los feligreses no desplazarse hasta Aquitania a esta fiesta tradicional”, explicó el párroco de Aquitania, sacerdote Nelson Riveros.

Históricamente la celebración de la festividad al Señor de los Milagros se realiza en la península de Daitó, donde apareció la imagen, y en el sitio La Cumbre, lugar en el que se recuerda la sanación de la población de una fuerte pandemia en 1812, que terminó con la vida de cientos de personas en esa época.

Según la historia de la aparición del Señor de los Milagros, los habitantes ribereños del lago de Tota observaron una figura en un árbol que simulaba la imagen de Jesucristo en la cruz, pero el obispo de ese tiempo ordenó que talaran el árbol.

Cuando fueron a realizar la tala, desde el primer golpe empezó a brotar sangre del árbol. Cuando derribaron el árbol, sacaron de este un Cristo, que fue llevado a una capilla.





Fuente de la noticia

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí