12 C
Bogotá
martes, septiembre 22, 2020

Analisis 13 Sentinels Aegis Rim

Debe Leer

¿Se debe volver Colombia un estado federal?

Una de las lecciones que ha dejado la pandemia de covid-19 en Colombia es la...

La acusación contra Facebook de ‘espiar’ a usuarios en Instagram

Facebook Inc. ha sido objeto de una demanda nuevamente, esta vez por espiar presuntamente a...

Capturados por desmanes en Bogotá durante protestas se declaran inocentes

Por: ColprensaErika Florez, Justo Ernesto Villarraga, Miguel Vargas, Greicy Perilla, quienes fueron capturados la semana pasada por presuntamente estar...

13 Sentinels: Aegis Rim es el videojuego más interesante que he jugado este año. Es una fabulosa japonesada que encantará a los que hemos disfrutado con el anime complejo de los 90; es decir: Neon Genesis Evangelion, Puella Magi Madoka Magica, el trabajo de Satoshi Kon o Serial o Experiments Lain. Pero no creáis que lo que hace Vanillaware es diseñar una aventura en la que se hacen meros guiños a esas producciones; para nada. 13 Sentinels: Aegis Rim no es un rídiculo y vacío ejercicio de nostalgia; de hecho, se burla de las obras en las que se inspira para quitarse de encima cualquier alabanza ñoña.

 

Lo que ha hecho el estudio capitaneado por George Kamitani es coger todo el trabajo narrativo de esas cintas, toda esa tremenda complejidad basada en una historia ambigua contada por varios personajes, giros continuos de guion, tramas confusas y enmarañadas, personajes con una gran profundidad mental que se manifiesta sin trabas al jugador, distintas lineas argumentales que se mezclan y se entregan de forma no lineal, y varios arcos argumentales solapados para hacer de la narración un divertidísimo juego. Es por ello que en lo narrativo, 13 Sentinels: Aegis Rim es uno de los ejercicios más potentes y estimulantes que podrás jugar en 2020.

 

 

Pero antes de empezar con el análisis hay que decir lo obvio. Aquí se viene a leer mucho (en español) y a oír (en japonés). 13 Sentinels: Aegis Rim divide lo que quiere contar en 13 personajes. Pasamos de jugar de uno a otro cuando queramos. Cada uno tiene su propia historia que se fusiona con las demás, contradiciendo la información que otro nos ha dado, o confirmándola. Y esa es la gracia: disfrutar de un tremendo acertijo de unas veinticinco horas de duración preguntándonos todo el tiempo: ¿qué es verdad y qué es mentira?

 

Separado del modo historia, pero conectado por lo que se nos está contando, están las batallas a las que podremos acceder a medida que avanzamos en la narración. Estas luchas son estratégicas y por turnos, complementan lo que se nos explica, pero no son el núcleo del juego. Explico esto porque este título es muy diferente al resto de juegos de Vanillaware. Aquí no hay acción ni beat’em up. Si crees que leer, sumergirte en una narración ambigua o intentar montar tramas desordenadas no es jugar, 13 Sentinles: Aegis Rim no es para ti. Pero si la narrativa del videojuego japonés te pone cachondo; amigo, amiga, bienvenido a tu GOTY.

 

 

13 Sentinels:Aegis Rim parte de una premisa muy sencilla y a la que apela ese ‘Rim’ de su título. Como en Pacific Rim, unos kaijus están destrozándolo todo. Lo único que se puede hacer es montar a unos chavales en unos robots gigantes y liarse a tortazos. Este arranque nos puede hacer creer que estamos ante un título de lo más convencional, pero si algo hace genial este título es plantear nuevos comienzos basados en ficciones famosas para luego retorcerlas.

 

Son trece las historias que jugaremos, una por protagonista. Y cada una comienza inspirándose con descaro en algo. Todo tiene una explicación que se desvela al final de la aventura. En este título no hay nada que quede al azar, aunque parezca lo contrario muchas veces. Todo está montado para confundir, para hacer pensar una cosa y luego darte un tortazo; una y otra vez y sin parar. Empezar a explicar algo del argumento del juego, por mínimo que parezca, es spoiler. Si este es el primer análisis que habéis leído del juego, os pediría que no leyerais otro y jugarais si os interesa lo que ya sabéis. Yo pude disfrutar de este título sin saber nada, y merece la pena hacerlo así. 13 Sentinels: Aegis Rim es un juego de mentiras y sorpresas, y los puntos de arranque de las historias de cada chaval, y la sorpresa que te llevas con ellos, también son importantes.

 

Toda esta narración no es en formato visual novel. Aquí no hay escenas estáticas. Cada uno de nuestros héroes y heroínas se desplaza por los escenarios que le corresponden. Por supuesto, todo está pintado y coloreado de manera maravillosa. Si un texto te molesta, lo aceleras. Vanillaware ha hecho una labor sorprendente no solo en construir una narrativa elaborada, fina e interesantísima, también nos ofrece unos personajes, escenarios y situaciones a los que catalogaría como perfectos. Te aburrirás de pulsar el botón share. 

 

Es decir, hay lectura pero también mucho movimiento y exploración, por lo que es absolutamente accesible. Y todo es magro, no hay conversaciones de relleno. Tampoco es que solo tengamos que leer. En función de lo que hagamos (no en función de lo que decidamos), la historia se ramifica, se solapa y se simultanea con los demás. Para que entendáis la complejidad de su trama, podemos acceder en cualquier momento a un esquema de los hitos narrativos de la historia, ordenados. Nos daremos cuenta que el juego nos lleva al pasado pero con información que recibimos en el futuro, repitiendo escenas en las que algo ha cambiado. Poco a poco, crearemos distintas subtramas sobre la general… y nos preguntaremos, ¿cómo es posible esto?

 

 

Porque, insisto, lo fuerte de 13 Sentinels: Aegis Rim no es su historia, sino cómo la usa para dejarnos jugar con su narración y su trama. En ese sentido, este juego es una experiencia perfecta. Si te dedicas a escribir sobre videojuegos, este título te dará para realizar muchísimos artículos sobre narrativa.

 

Menos fino es su combate. Como todo en 13 Sentinels: Aegis Rim, su presentación, lo que hacemos y la disposición de sus enemigos, tiene una explicación al final. Pero aunque incluso su argumento dé fe de que todo tendría que ser así, es una pena que no sea un poquito más difícil o sus situaciones sean más legibles. En estas batallas no tenemos a nuestra disposición los pinceles de Vanillaware. En su lugar vemos a nuestros enemigos y protagonistas casi, casi, como los veríamos en el minimapa de un Metal Gear Solid; todo más bonito, eso sí. Eso hace que estas situaciones pierdan fuerzas en lo visual y lo comunicativo. Este problema se soluciona al final del juego, pero las primeras veinte horas protestando porque estas luchas no están al nivel del modo historia, no os las quita nadie.

 

Con sus muchísimos pros y sus poquísimos contras, he de decir que he estado obsesionado con este juego desde que ha caído en mis manos. Obsesionado. He pensado en su historia, he leído entrevistas, me he vuelto loco articulando su lore en mi cabeza; pero, sobre todo, he disfrutado tanto como cuando vi Neon Genesis Evangelion por primera vez. Como habrás notado, he intentado no contarte absolutamente nada de su historia, porque el mínimo spoiler molesta.

 

En definitiva: ¿te ha gustado Persona 5? ¿Lo flipaste en su momento con el anime de los noventa y la primera década de 2000? 13 Sentinels: Aegis Rim es el videojuego que tendría que jugar J.J. Abrams para ver que se puede hacer algo más complejo que Lost y llegar a un buen final. No tengo más que decir.

Fuente de la Noticia

Últimas Noticias

¿Se debe volver Colombia un estado federal?

Una de las lecciones que ha dejado la pandemia de covid-19 en Colombia es la necesidad de revisar el modelo...

La acusación contra Facebook de ‘espiar’ a usuarios en Instagram

Facebook Inc. ha sido objeto de una demanda nuevamente, esta vez por espiar presuntamente a usuarios de Instagram a través...

Capturados por desmanes en Bogotá durante protestas se declaran inocentes

Por: ColprensaErika Florez, Justo Ernesto Villarraga, Miguel Vargas, Greicy Perilla, quienes fueron capturados la semana pasada por presuntamente estar vinculados a actos vandálicos en...

¿Vienen los ovnis? ¿Qué tanto sabe de ciencia ficción?

Hace poco, el presidente Iván Duque dijo en una entrevista que era muy malo para ver ciencia ficción, pero estamos...

Más noticias