Connect with us

Nariño

Antonio Nariño amaneció en su monumento, en la madrugada volvieron a ponerlo

Publicado

en

Antonio Nariño amaneció en su monumento, en la madrugada volvieron a ponerlo

Ante las críticas desde varias ciudades por haberlo tumbado, los que están de acuerdo le responden al país: “Nunca conoció la historia de Antonio Nariño y Bolívar en Pasto”.

Noticias Pasto.

Ante las críticas desde varias ciudades por haberlo tumbado, los que están de acuerdo le responden al país: “Nunca conoció la historia de Antonio Nariño y Bolívar en Pasto”.

La Policía, Alcaldía y otras instituciones hicieron el trabajo de reposición de la estatua de Antonio Nariño en Pasto, la cual había sido derribada este sábado en medio de la protesta del paro nacional y el Día del Trabajador.

Noticias relacionadas:

La base del monumento había sido partida, un grupo de personas se subió, amarro a Nariño con cuerda y al piso.

En la Plaza de Nariño en la capital del departamento, hubo entre júbilo y confusión por lo ocurrido.

Sin embargo, dado que es el Esmad estaba en la zona, intervinieron rápidamente, lanzaron gases y hasta los que manifestaban pacíficamente tuvieron que correr. “El control de la plaza para evitar más problemas se tomó oportunamente”, dijeron autoridades locales.

Este domingo cuando se han convocado nuevas movilizaciones en esa plaza en zona céntrica de Pasto, Nariño está de nuevo en su monumento.

En Pasto sin embargo, el debate sigue y no todos están de acuerdo con que se haya repuesto en el lugar la figura del histórico Antonio Nariño en par de horas, sin dar espacio “al consenso”.

Si bien, la acción de dañar ese monumento en la capital que lleva el nombre de la figura de la Independencia, no ha sido tomada bien en otras regiones del país, muchos pastusos sí la defienden.

“Los pastusos conocemos nuestra historia”

En Pasto, donde también han estado manifestando en el Paro Nacional, algunas marchas pudieron terminar pacíficamente y en otras, hubo desmanes; detenidos, policías heridos y daños, le responden al país “nunca conoció la historia de Antonio Nariño y Bolívar en Pasto”.

Hay quienes están de acuerdo y lo catalogan como un acto símbolo en representación de su inconformismo de venerar con una estatua en el parque central de Pasto, a un hombre que hirió a este pueblo. “Aunque los libros de historia digan otra cosa y lo pinten como el bueno”, le dice Lucía a este portal.

Como ocurrió con los monumentos de Balalcázar, también están los que no están de acuerdo con este acto.

La discusión estaba el sábado en la noche, en sí iba a volver a poner o no la estatua.

Algunos pastusos piden que Antonio Nariño sea reemplazado por un monumento que  los identifique, como “pueblo de gente campesina, recordando sus tradiciones indígenas ancestrales”.

Detrás del acto que de manera simbólica representa la inconformidad de tener una estatua que “rinde tributo a colonizadores que saquearon nuestras tierras”, se recuerda una historia.

La Navidad Negra

Esté primero de mayo en que pastusos y pastusas salieron a las calles, luchando por sus ideales, traen a la memoria la “Navidad Negra”.

Hace 200 años el pueblo Pastuso fue masacrado por orden de Simón Bolívar.

“Los pastusos deben ser aniquilados, y sus mujeres e hijos transportados a otra parte, dando aquel país una colonia militar. De otro modo, Colombia se acordará de los pastusos cuando haya el menor alboroto o embarazo, aún cuando sea de aquí a cien años, porque jamás se olvidarán de nuestros estragos, aunque demasiados merecidos (Carta de Simón Bolívar a Francisco de Paula Santander, Potosí, 21 de octubre de 1825)”.

Los pastusos le juraron lealtad al rey de España, compromiso que era sagrado para ellos.

Por más de una década los patriotas intentaron someter a los pastusos.

Bolívar ordenó aniquilarlos por no apoyar la causa independentista, envío a más de doscientos hombres al mando del General Sucre a la ciudad de Pasto en la navidad de 1822, acabaron con los pocos milicianos que habían y continuaron sin misericordia con la comunidad civil por tres días consecutivos.

Historiadores han denunciado, que en esa navidad “se dedicaron a violar y asesinar mujeres; matar niños y ancianos y saquear la ciudad. Una masacre catalogada como uno de los hechos más vergonzosos de la Independencia”.

“Los pastusos no perdemos la memoria”

Es por esto que tomaron la decisión de tumbar la estatua, en honor a todo el pueblo que fue masacrado el 24 de diciembre hace dos siglos.

Este sábado un grupo de personas llegó al sitio, algunos jóvenes se subieron, le pusieron cuerdas y lo lanzaron al piso.

Muchos aplaudieron, otros confundidos corrieron. “¡Abajo. Abajo!”, se escuchaba.

Como una acto democrático proponen tomar está decisión en conjunto, realizando una convocatoria con artesanos nariñenses que serían los encargados de la nueva propuesta. Consideran como una buena opción a líderes indígenas y mestizos cómo Agustín Agualongo, Tamasagra o Capusigra, o incluso ambos.

Incluso para algunas, ese debate debía pasar de hecho, por el nombre del departamento y varias instituciones públicas.

Ahora, hay que esperar qué responden autoridades y cómo se custodiará el monumento que no se descarta, pueda ser de nuevo, ‘atacado’.

Fuente de la noticia

Tendencia