Connect with us

Cundinamarca

Continúa el plan de retorno al territorio de la comunidad Embera

Continúa el plan de retorno al territorio de la comunidad Embera

Este lunes 20 de diciembre, más de 800 personas que estaban en la UPI de la Florida viajaron a Dokabú, vereda de Pueblo Rico en Risaralda, gracias al trabajo mancomunado de la Alcaldía de Bogotá, a través de la Alta Consejería de Paz, Víctimas y Reconciliación, y la Unidad para las Víctimas, en lo que fue el segundo retorno en menos de un mes.

Este lunes 20 de diciembre, más de 800 personas de la comunidad Embera Chamí volvieron a la verada Bakú, de Pueblo Rico, Risaralda, en lo que el segundo plan de retorno que se lleva a cabo en menos de un mes. Esta acción se logró gracias al trabajo coordinado entre la Alcaldía de Bogotá, a través de la Alta Consejería de Paz, y la Unidad para las Víctimas. De hecho, durante las últimas semanas y gracias a la experiencia del pasado 1 de diciembre (primer retorno), se intensificaron los diálogos entre la institucionalidad y los líderes de la comunidad Embera Chamí  Katío para concretar la vuelta a los territorios ancestrales.

El Distrito se encargó del traslado de los enseres (60 toneladas) y de conseguir los buses para el viaje de los indígenas. Además, garantizó las condiciones de bioseguridad y, junto a la Unidad para las Víctimas, brindó la alimentación para el traslado. Igualmente, y gracias a la Secretaría Distrital de Salud, se realizó una valoración médica previa para la atención con enfoque diferencial de niños, niñas y adolescentes que se encontraban escolarizados “Bogotá seguirá acompañando y facilitando este proceso de retorno a los territorios que es otro paso para consolidar la paz en esos lugares. Así las cosas, ya son más de 1.200 indígenas los que han regresado a sus hogares gracias al trabajo articulado entre las entidades del Distrito y la nación”, dijo Vladimir Rodríguez, Alto Consejero de Paz, Víctimas y Reconciliación de Bogotá.

Advertisement

Igualmente, es importante mencionar que este proceso fue un paso más en el trabajo de construir confianza entre la comunidad Embera y el Distrito, pues no todos los indígenas que viajaron a su territorio habían sufrido recientemente un hecho victimizante en el marco del conflicto armado. De hecho, una parte fueron personas que llegaron a Bogotá bajo otras condiciones y que luego de la visita de sus autoridades a la UPI de la Florida decidieron retornar al darse cuenta que las condiciones de seguridad allí no fueron determinantes para su viaje a la capital. Por eso decidieron aprovechar este proceso para volver a sus lugares de origen.

Recordemos que el pasado 29 de septiembre los Embera Chamí salieron a marchar por las calles de Bogotá y después iniciaron una vía de hecho en el Parque Nacional. Un día después, tras la articulación interinstitucional liderada por la Alta Consejería de Paz y la Subdirección de Asuntos Étnicos de la Secretaría de Gobierno, la comunidad aceptó trasladarse a la UPI de la Florida, lugar que brinda mejores condiciones de salubridad para niños y mujeres. Esperamos que este retorno sirva para fortalecer el modelo de gobierno propio y la supervivencia cultural de los pueblos Embera Chamí y Katío, y que inste al Gobierno Nacional a revisar las condiciones de vida de las comunidades indígenas en todo el territorio nacional, pues si no encuentran condiciones de dignidad y seguridad para desarrollar sus proyectos de vida comunitarios, esta situación se puede volver a presentar.

5ba97fcdd39ed.r 1537834986527.36 455 2692 1783

Fuente: información e imágenes, Alcaldía Mayor de Bogotá D.C.

Fuente de la noticia

Advertisement

Tendencia