Connect with us

Bogotá

Desalmados mataron a Randolf por robarlo

Publicado

en

La silla vacía donde Randolf José Gasperi Ibarra solía sentarse con su bolso terciado a atender un modesto negocio de libros y recargas, es el triste símbolo de su ausencia hoy en día.

Dolor, indignación y un terrible vacío desoló este jueves en la tarde a los vecinos y habitantes del barrio María Paz (Kennedy), y todo por culpa de dos infames que no quisieron respetarle la vida al querido vecino que atendía la humilde ‘Librería Dimate’.

Desalmados mataron a Randolf por robarlo - Noticias de Colombia
Desalmados mataron a Randolf por robarlo 33

Lo más frustrante es la desfachatez con la que reaccionaron los bandidos cuando intentaron robarle el bolso a Randolf y le dispararon sin compasión, provocándole la herida que acabó matándolo. El violento episodio del cruel atraco quedó registrado en las cámaras de seguridad de la zona.

Lea También
Rescatan a bebé tras ser secuestrada por dos jovencitas

Indolente atraco…

Randolf se encontraba sentado en el escritorio de madera, esperando a los clientes de la tarde en el local ubicado sobre la Calle 1A con Carrera 82C. A las 2:29 p. m., dos tipos en pantaloneta y con cachucha atravesaron el escaparate de libros, se acercaron al hombre de 46 años y le preguntaron: “¿A cómo el cambio?”, cosa que no extrañó a Randolf, pues en ese lugar realizan transacciones y es una pregunta frecuente de los clientes.

Desalmados mataron a Randolf por robarlo - Noticias de Colombia
Desalmados mataron a Randolf por robarlo 34

Viendo la soledad del negocio, los criminales ejecutaron el atraco: uno de ellos sacó un arma y disimuladamente le apuntó a Randolf; él entregó los dos celulares que tenía en el escritorio, pero los maleantes no quedaron satisfechos, querían más.

Lea También
Ministerio de Ciencias anuncia recursos por $78 mil millones para proyectos científicos en el Caribe y Cundinamarca

En ese momento, el sujeto del arma se le acercó para tratar de quitarle el bolso negro terciado y Randolf, con su instinto del terror, intentó echarse para atrás, pero el bandolero, al sentirlo forcejeando, le disparó sin compasión en el tórax, le dejó el bolso y salió corriendo con su compañero de fechorías.

“Luego de que le dispararan, el dueño del local salió corriendo detrás de los ladrones, pero ellos ya se habían volado. El herido también salió caminando, estaba de pie y la gente lo rodeó para ayudarlo, le trajeron una silla mientras esperaban una ambulancia. Como no llegaba y él se estaba poniendo malito, un bicitaxista se ofreció a llevarlo y tocó alzarlo entre cuatro, porque ya no podía caminar. Pero estaba tan mal, que dentro del bicitaxi se estaba cayendo y menos mal ahí llegó una patrulla y lo montaron para llevarlo al hospital”, comentó a Q’HUBO una vecina del barrio.

El hombre llegó a la Clínica del Occidente, a donde fue atendido rápidamente. Pero el trauma de la herida no le dio pie para salir del suplicio y en medio de la cirugía que le estaban practicando, los ojos verdes de Randolf se apagaron para siempre, abandonando el mundo de los vivos y dejando un gran vacío entre su esposa, sus dos pequeñas hijas, conocidos y comerciantes de la cuadra donde lo conocían.

“Él era un hombre muy noble, trabajador y colaborador. Venía de Venezuela y sus dos hijas están allá. Llevaba poco más de un año atendiendo el local hasta las 9 de la noche. Es bastante triste que por unos celulares le hayan quitado la vida, los ladrones no respetan nada”, añadió otro vecino frente la pequeña librería.

Etiquetas:

Ladrones

robo

tienda

Fuente de la noticia

Publicidad
Click para Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia