Connect with us

Bogotá

El bogotano que es un hit con sus tamales en EE. UU.

Publicado

en

El bogotano que es un hit con sus tamales en EE. UU.

Casi en cualquier lugar del mundo que ustedes se puedan imaginar, de África a Rusia, de Europa a Medio Oriente, o de Norte América a China, hay al menos un colombiano rebuscándosela a punta de ingenio y perseverancia.

Pero además de llevar la alegría que los colombianos cargamos en nuestro interior, de nacimiento, también somos capaces de sobreponernos a cualquier adversidad y mostrar de qué estamos hechos.

Una de esas iniciativas echadas pa’ lante y por supuesto, ‘made in colombia, pertenece a Alejandro Martín, un bogotano criado en Medellín que decidió a los 25 años dejarlo todo para irse a vivir a Nueva York (Estados Unidos) a practicar y perfeccionar su inglés.

Antes de viajar, Alejandro se graduó como comunicador social y periodista, y gracias a su increíble talento para las ventas logró enchufarse de inmediato en empresas de la talla de Samsung.

No obstante, vio en su momento que para seguir escalando en el organigrama empresarial necesitaba aprender el dichoso inglés, una materia que para él había sido sumamente compleja de entender en sus años de estudio.

Fiel a su estilo perseverante, Alejandro decidió vender sus cosas y alistar las maletas para estudiar en los Estados Unidos, en donde al cabo de un tiempo aprendió a hablar ese segundo idioma.

Al volver emocionado a Colombia para usar su nueva herramienta de conocimiento, recibió otra negativa de ascenso en su última empresa, aquí en el país. La razón: era demasiado joven para el cargo.

Decepcionado de esa lógica se re regresó a Estados Unidos, esta vez con su novia embarazada a bordo, para comenzar una vida de ceros en ese país. Al pisar suelo gringo su novia tuvo antojo de tamal, pero al no encontrar ninguno, Alejandro se dio a la tarea de prepararle uno con una vieja receta de su mamá (continúa en recuadro ‘Se le disparó el negocio).

Se le disparó el negocio

“Al principio a mí me daba pena salir a la calle a vender tamales. Llegué a estar bajo temperaturas de menos 10 grados vendiendo, pero cuando vi que era una buena idea, decidí continuar”, cuenta Alejandro, quien comenzó a vender tamales cuando el que le tocó hacerle a su esposa también les gustó a unos compañeros de trabajo.

En principio eran 10 o 20 tamales, pero luego ya vendía más de 100.
De un momento a otro, Alejandro ya contaba con una pequeña moto para transportar sus tamales, optimizó procesos comprando ingredientes más baratos, e incluso, importa desde Colombia las hojas que cubren el tamal para darle más autenticidad a su producto.

La pandemia lo consolidó

En los primeros tres años de su empresa, a Alejandro le iba bien vendiendo sus tamales a 10 dólares la unidad ($36.300), pero cuando la pandemia llegó, de repente personas en Nueva York y otros sitios como Boston y Florida comenzaron a pedirle sus tamales al por mayor, para ser revendidos. Esto multiplicó sus ganancias y le ayudó a expandirse a más de cinco ciudades gringas, a donde llega con sus asociados a entregar ricos tamales a las puertas de las casas que los pidan. Su sueño es crear más y más sucursales, seguro lo conseguirá.

Etiquetas:

alimentacion

cocinero

comida

comida colombiana

emprendedor

plato tipíco

tamales

venta

Fuente de la noticia

Publicidad
Click para Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia