Connect with us

Risaralda

El proyecto es apoyar a las bordadoras del Corregimiento de Puerto Caldas

Publicado

en

El proyecto es apoyar a las bordadoras del Corregimiento de Puerto Caldas

Por Mariana Suárez Guarín

A través de la Asociación de Bordados de Puerto Caldas, las hijas de la docente de Bordados Julia Emma Gómez Hoyos (ya fallecida), quieren continuar con su legado y buscan apoyo para poder seguir capacitando y generando empleo a la población vulnerable del sector.

El Legado Julia Emma Gómez Hoyos, busca actualmente el apoyo de empresas del sector público y particulares, con el objetivo de continuar con la promoción y tradición del bordado a mano, a través de capacitaciones, generación de empleo y apoyo a los emprendimientos como una solución sostenible y rentable para las madres cabeza de hogar y desplazadas del corregimiento de Puerto Caldas (Pereira).

El proyecto es apoyar a las bordadoras del Corregimiento de Puerto Caldas
El proyecto es apoyar a las bordadoras del Corregimiento de Puerto Caldas

Sandra Maya Gómez, facilitadora del Legado Julia Emma Gómez Hoyos manifestó que: “Mi madre Julia Emma Gómez Hoyos, fue docente de bordados en Cartago (Valle), por más de 46 años y trabajó con el SENA y otras instituciones educativas del departamento. Ella construyó un legado en el corregimiento de Puerto Caldas (Pereira), en un proyecto donde ayudó a más de 300 madres cabeza de hogar y desplazadas desde el año 2005, enseñándoles a bordar, y adicionalmente las ayudó consiguiéndoles trabajo en los talleres de bordados de Cartago a más de 30 señoras de esta población vulnerable; Así mismo gestionó espacios para que las bordadoras expusieran y visibilizaran sus trabajos manuales y finalmente las certificó en el arte del bordado. Su sueño era apoyar a estas señoras desde una Asociación de bordados y que cada una de ellas lograra sus emprendimientos o talleres de bordados. Mi madre creía firmemente que la educación es el futuro de las oportunidades y que construir es más importante que dar el pescado”.

Lea También
El partido del Bucaramanga y América de Cali será sin público

Continuar con el proyecto

Actualmente las hijas de la docente de bordados Julia Emma Gómez Hoyos (ya fallecida), continúan con la construcción de tejido social para seguir apoyando a las bordadoras. “Sus hijas Adriana Maya y yo, recogemos su legado y queremos reactivar a las mujeres bordadoras a través de La Asociación de Bordados de Puerto Caldas, apoyándolas en la comercialización de sus productos y lograr evitar una intermediación, que hoy las bordadoras tienen que pagar para que les den trabajo, el cual es más o menos del 40 % del pago. Desde hace 6 meses venimos trabajando con las bordadoras de Puerto Caldas, ayudándoles, dándoles trabajo, capacitándolas, con otras bordadoras de experiencia y ahora mucho más en pandemia y a través de los canales de distribución virtuales que son las redes sociales y más adelante buscar la posibilidad de una tienda física”.

La meta

“La Asociación de Bordados de Puerto Caldas, está creada desde el año 2014, la representante legal es María Osorio, y lo que nosotros como hijas de Julia Emma Gómez, queremos reactivarlas, para que este proyecto continúe la construcción de tejido social”, indicó Sandra Maya Gómez.

Reconocer el trabajo del sector

Los bordados de Caldas son famosos, pero muchos de esos bordados que se exhiben allá, se hacen en Puerto Caldas, así que por qué no hacer una alianza unidos por los hilos del bordado, Cartago, Pereira, Risaralda y apoyar a todas nuestras bordadoras de la región, tenemos bordados en Quinchía, en Marsella, en la capital risaraldense en Mistrató, entonces por qué no unirnos y apoyar este patrimonio del Paisaje Cultural Cafetero, fomentando este emprendimiento y reactivando a estas madres cabeza de hogar que promueven este arte del bordado”.

Lea También
La elección del representante de los egresados de Unisucre pinta poco diferente

Importante

Hoy se encuentran vinculadas a la Asociación de Bordados de Puerto Caldas, unas 150 bordadoras y en lista de espera unas 250 mujeres cabeza de hogar que saben bordar y que necesitan apoyo para quitar la intermediación y para comercializar su trabajo. “Actualmente tenemos nueva colección que contiene 40 blusas y para esto obtuvimos un préstamo para poder sacarla; con esta producción nos vinculamos con la Tienda de Artesanías de Risaralda y vamos a participar en Expo Camello a mediados de este mes de septiembre para continuar trabajando por las bordadoras de Puerto Caldas, aunque nuestros recursos son limitados, y necesitamos el apoyo de todos, recibimos insumos, materiales, y es vital también la colaboración de los empresarios para que brinden trabajo a las bordadoras, y el apoyo de la ciudadanía para que conozcan el trabajo y adquieran las prendas bordadas a través de los canales de distribución”, hacemos blusas bordadas, caladas, camisetas de diferentes motivos, blusas en hilo en punto de cabra y guayaberas para caballeros, explicó Sandra Maya Gómez, facilitadora del Legado Julia Emma Gómez.

Lea También
Razones por las que hay una 'ola de optimismo' para el PIB nacional

Bordadoras de Puerto Caldas
Algunas de las bordadoras de Puerto Caldas, dieron sus testimonios.
María Osorio, manifestó que vive en el sector desde hace 28 años, ha sido bordadora toda la vida y realtó su experiencia con el bordado. “Me gusta enseñar este arte, porque que debemos dejar un legado para la juventud, trabajamos para Cartago y las prendas son muy mal pagas, y estas llevan mucho trabajo, habemos muchas madres que estamos comprometidas con el bordado por las mismas necesidades de nuestras casas, por el desempleo, por la situación de la pandemia, hoy damos gracias a Dios porque podemos reunirnos con personas que nos quieran apoyar y quieran dejar un legado más grande en Puerto Caldas, como es el Legado Julia Emma Gómez, quien nos enseñó hace 15 años las diferentes clases de bordado y que con mucho amor la recordamos, era una gran maestra en bordado”.

De otro lado Sandra Milena Ruiz, también bordadora de Puerto Caldas confesó que: “El bordado lo están pagando muy barato, nosotras somos unas mujeres muy emprendedoras de San Isidro y todo el corregimiento de Puerto Caldas, queremos que nos paguen justo, ya que el trabajo del bordado es grande y queremos que sea bien remunerado para que mejore nuestra situación económica, nuestra calidad de vida y poder salir adelante con nuestros hijos”.

Fuente de la noticia

Publicidad
Click para Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia

comprar Drops en colombia