Connect with us

Guajira

En La Guajira, más gente fallece víctimas o por secuelas dejadas del covid-19

Publicado

en

En La Guajira, más gente fallece víctimas o por secuelas dejadas del covid-19

Entre más días, sigue la gente muriendo y poco se observa el accionar de las autoridades de la salud en la consecución de más equipos para que haya en La Guajira más camas UCI, como también, muchos son ciudadanos que continúan violentando las normas decretadas por el Gobernador y los alcaldes.

Entre la tarde del viernes, sábado y el amanecer del domingo, ocho personas han dejado de existir, por el covid-19 o en su defecto, por las secuelas dejadas por la infección.

Con esta pandemia se sigue evidenciando que ataca a todos las personas sin distingo de credo, raza o posición económica. Es más, se podría decir, que trata de llevarse el mejor racimo de cada jardín.

En Maicao falleció la profesora Rosa María Parodi, quien se venía desempeñando como rectora de la institución educativa No 8 de Maicao, quedando un claustro educativo con sus sedes sin su seño, la que aconsejaba a los estudiantes, con una infinita bondad para ayudar.

Acabó con la vida del profesor Henrri José Martínez Pérez, oriundo de Chimá Córdoba, quien era docente de Matemáticas en la institución educativa María Auxiliadora del corregimiento de Cuestecitas, municipio de Albania. Padre de tres hijos y residía en el barrio 15 de Mayo de Riohacha.

En una clínica de la ciudad de Barranquilla falleció la riohachera, Mariela Oñate. En una clínica en Maicao, también el virus acabó con la vida de Algemiro Díaz Toncel, un pensionado de Empogira, empresa que en el antaño, se encargada de suministrar el agua a los riohacheros.

Igualmente, el virus acabó con la vida de la señora Mavis Ariza, quien estaba recluida en un centro médico en la capital de la República. Asimismo, dejó de existir Álvaro Daza esposo de la también fallecida, Dilia Rosa Gnecco de Daza y padres de los Mellos y Carmen Milena Daza Gnecco.

En una clínica de Riohacha falleció el monguiero, Wilmer Brito Medina quien se desempeñaba como vigilante y era conocido como uno de ‘los hijos de Chuna la de ojo azul’.  

También murió en una clínica de Valledupar, el exalcalde del municipio de Villanueva, Luis Erasmo ‘Mito’ Dangond Cuadrado, conocido también como el ‘Médico del Pueblo’, porque durante mucho tiempo atendía de manera gratuita a muchas personas. En la actualidad era miembro de la junta directiva de la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán.

Si no guardamos el distanciamiento, el protocolo de bioseguridad y no dejamos de salir a la calle, seguramente, habrá más personas de este departamento que morirán. Debemos cuidarnos y así nos cuidaremos todos. Paz en las tumbas de los fallecidos.

Fuente de la noticia

Tendencia