Connect with us

Tolima

“Ese señor es un estafador”: Cristino Ovalle  

Publicado

en

Cristino Santa Isabel

El pequeño ganadero del municipio de Santa Isabel afirmó que el señor Dairo Carvajal le tumbó más de 26 reses de ganado con cheques sin fondos.  

Cristino Santa Isabel

Aparecen nuevas presuntas víctimas de Dairo Arias Carvajal, el comerciante que le tiene embolatados $150 millones a la deportista Ingrit valencia.  

Ondas de Ibagué conoció el testimonio de Cristino Ovalle Cuesta, un pequeño ganadero del municipio de Santa Isabel que afirma haber sido estafado por el mismo sujeto que le vendió una casa a Valencia sin tener la certeza que se iba a ganar el remate. 

“Ese no es un señor, es un estafador, yo le vendí un ganado, me compraba de dos, tres reses, me pagaba con cheques, me salían bien, me dio ceba. Un día me dijo que, si tenía arto ganado, le dije que sí, le vendí 26 reses, me dio dos cheques, uno con un mes de plazo y el otro con dos meses de plazo, yo me confié y cuando fui a cobrar no tenían fondos”, dijo Ovalle.   

Según el comerciante, a Carvajal lo citaron en la Fiscalía, allá llegaron a un acuerdo, pero nunca le cumplió, “tengo los cheques guardados, ojalá que se haga viral porque ese señor es un estafador”. 

Además, Ovalle reveló que conoce un caso en el que Dairo Carvajal aparentemente también se quedó con la camioneta de una mujer bajo la misma modalidad. 

“Ese señor se le debe dar captura, es un estafador de primera, hace muchos años está robando la gente y no ha tenido un castigo. La fiscal dijo que el señor no me había robado, que yo le entregué el ganado, pero los cheques nunca se pudieron cobrar”.  

Escuche la historia completa de Cristino Ovalle Cuesta, el pequeño comerciante que ratificó que fue estafado por Dairo Carvajal.    

La historia de Ingrit Valencia  

Según conocieron las Noticias de Ondas de Ibagué, el primero de julio del año 2020 Valencia junto a su esposo Raúl Ortiz firmó un contrato de compraventa con la empresa Asoagromitol representada legalmente por Dairo Arias Carvajal, en el compromiso se estableció que el 30 de junio de este año se debía elevar la escritura ante la Notaría Primera, pero nunca se cumplió.   

En el documento se observa que el negocio fue firmado por un valor de $275 millones, de los cuales la deportista olímpica entregó $150 millones producto del ahorro de los procesos olímpicos de los últimos años. 

Ahora el verdadero dueño está pidiendo esta casa y el secuestre, no aparece con el dinero que le entregó. Según la deportista desea que le devuelvan el dinero y esta noticia se haga viral para que no le hagan esto a otra persona. 

¿Lo que viene en el caso?  

Una nueva línea de investigación se abre en el caso de presunta estafa contra la boxeadora olímpica, Ingrit Valencia. Las Noticias de Ondas de Ibagué conocieron detalles inéditos del entramado que existiría tras el negocio en el que le vendieron una casa en el exclusivo sector de Florida Uno a la deportista. 

El comerciante Dairo Arias, no es él secuestre de la propiedad, el comercializador de productos agrícolas solo era el administrador de los bienes que le entregaba para su manejo el abogado José Luis Delgado Arenas. El jurista de la capital de la República resulta ahora salpicado en el escándalo nacional. 

“Este era el primer negocio que iba a hacer, yo compré la administración, pagué todo legalmente, cuando ya pagué todo legalmente, yo no sabía que yo con eso me hacía parte de los derechos, yo le dije al doctor ya hice todo, ya recibí una plata, mijito para delante con ese negocio, me confié, cada vez que le preguntaba que como íbamos, me decía que bien, le dije hermano pilas porque de pronto nos rematan, hermanito necesito que saquemos ese negocio lidero adelante”, dijo Arias.   

Arias le recibió el dinero, le firmó una compraventa y le entregó la casa, ahora la deportista está a punto de ser sacada de la residencia porque le resultó otro dueño.  

“Yo fui víctima también, porque yo le daba plata para las cosas, pero nunca me salió con nada, cuando después me di cuenta que ya habían rematado el predio, le dije que pasó, ahí fue cuando empezó esta odisea, yo también fui víctima de eso”, manifestó el comerciante.  

Esta redacción estableció que, el propio presidente de la república, Iván Duque Márquez, le asignó un jurista a Valencia para que la defienda en este lio jurídico en el que podría perder cerca de $150 millones. 

En el negocio se había establecido que el pasado 30 de junio se firmaría la escritura pública en la Notaría Primera del Circuito de Ibagué, a hoy 20 de agosto, el negocio no ha sido cumplido. 

Fuente de la noticia

Publicidad
Click para Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia