en

JEP recibe de desplazados cordobeses informe de la ‘Masacre del río Sinú y río Manso’

JEP recibe de desplazados cordobeses informe de la ‘Masacre del río Sinú y río Manso’

Visite la fuente original de la Noticia

La Sala de Reconocimiento de la JEP recibió hoy en Montería (Córdoba), el informe ‘Masacre del río Sinú y del río Manso’ presentado por la Asociación de desplazados del parque paramillo sector Manso y Sinú, Asodespap SMS.

JEP recibe de desplazados cordobeses informe de la ‘Masacre del río Sinú y río Manso’

El informe, cuyo proceso de construcción fue acompañado por la ONU, da cuenta de la serie de daños individuales y colectivos sobre las comunidades, las víctimas y sobrevivientes de las masacres ocurridas en el municipio de Tierralta (Córdoba) entre el 22 y el 28 de mayo de 2001.

La Masacre de Río Manso fue una matanza cometida por el frente 58 de las FARC, contra presuntos milicianos de las Autodefensas Unidas de Colombia, como parte de una guerra territorial contra esa organización.

«Ponemos nuestro grano de arena y nuestros sueños para recuperar los espacios que de manera vil nos han arrebatado. No podemos olvidar que un campesino sin tierra es como un soldado sin fusil. Hoy ponemos nuestras esperanzas en la justicia especial», dijo el líder Winston López.

WhatsApp Image 2022 03 08 at 6.27.55 PM 1
JEP recibe de desplazados cordobeses informe de la ‘Masacre del río Sinú y río Manso’

Después de las masacres hubo una ruptura en ese entorno, la comunidad se fragmentó, se afectó lo cultural y las formas en que estában organizados. “Las labores de pesca y demás. Viéndose amenazada la economía de los municipios», dijo Rógeres Higuita, otra de las víctimas.

Orlando Triana aseguró que «en la vida de las mujeres también hubo daños. Al ser asesinados la mayoría de los hombres cabeza de familia hubo cambio en los roles tradicionales, las mujeres abandonaron sus planes de vida y asumieron el sustento de sus casas».

Las víctimas hicieron entrega del informe y de unos ejercicios de cartografía que previamente elaboraron en compañía de ONU Derechos Humanos, entidad que, además, acompañó la elaboración del informe ‘Masacre del río Sinú y del río Manso’

WhatsApp Image 2022 03 08 at 6.27.55 PM
JEP recibe de desplazados cordobeses informe de la ‘Masacre del río Sinú y río Manso’

El magistrado auxiliar Germán Ríos dijo a las víctimas que la JEP está dispuesta a trabajar articuladamente para buscar soluciones a sus problemáticas en territorio. “La JEP es una posibilidad de buscar un diálogo interinstitucional para que ustedes puedan tener respuestas».

Historia

En mayo de 2001 la guerra entre las AUC y las FARC-EP, llegaba a un punto muerto. Alrededor del 20 de mayo cerca de 200 guerrilleros de los frentes 18 y 58 al mando de Joverman Sánchez Arroyave, alias ‘El Manteco’, y Medardo Maturana Largacha, ‘El Negro Tomás’, incursionaron en el sector de Río Manso (a 3 horas de Tierralta, Córdoba). Pretendían “castigar” a la población civil por apoyar a las autodefensas en el Nudo de Paramillo, y de paso disputarles a estas el dominio de la región. Primero instalaron retenes sobre el río Sinú y luego empezaron a quemar los caseríos.

El 22 de mayo de 2001, dieron otro paso y secuestraron a 10 labriegos en el sitio Bocas del Socorro, en la comunidad de Zambundó. No se sabía inicialmente que querían con ellos, pero se los llevaron selva adentro. Dos días después, 24 campesinos de la vereda Santa Isabel del Manso fueron secuestrados por la guerrilla cuando se movilizaban por el río. Estos hombres se habían trasladado a la región para trabajar en el corte de madera, luego de que se tuvieran que desplazar de la parte baja del afluente por la construcción de la represa de Urrá. Pero los guerrilleros no atendieron a razones y los retuvieron, porque en su opinión “se dedicaban a sembrar y cuidar cultivos de coca que tienen los paracos en el Nudo del Paramillo”.

El 28 de mayo, 9 cadáveres aparecieron flotando en el agua con heridas de garrote y machete. Algunos habían sido decapitados y mutilados. Eran los cuerpos del primer grupo de secuestrados. Solo se salvó Guillermo Hernández Tapias, quien se escapó de sus captores y contó lo sucedido. El 31 de mayo, labriegos, que transportaban por el río maíz y madera, hallaron los cadáveres de los demás retenidos. Los cuerpos fueron trasladados a las poblaciones de La Gloria, Zancón y Palestina.

¿Te gustó o no?

200 Puntos
Upvote Downvote

Publicado por Noticol

Deja un comentario

En Magdalena, la Fiscalía General de la Nación adelanta acciones que buscan contrarrestar la violencia de género

En Magdalena, Fiscalía General de la Nación realiza acciones para combatir la violencia de género

servicio de agua

Estos barrios de Medellín y Envigado estarán sin agua