- Publicidad -
Inicio Noticias Juan Gossaín habló sobre 'Que les den cárcel por casa' en la...

Juan Gossaín habló sobre 'Que les den cárcel por casa' en la Feria del Libro

0
5
Juan Gossaín habló sobre 'Que les den cárcel por casa' en la Feria del Libro
- Publicidad -


Octubre 16, 2020 – 01:26 a. m.
Por:

 Redacción de El País

- Publicidad -

Para el periodista Juan Gossaín, autor del libro ‘Que les den cárcel por casa’, el “peor virus que nos ha caído en Colombia no es el Coronavirus, es la corrupción, más dañino y destructivo”. Y enfatiza que “los colombianos somos más tolerantes con la corrupción que otros países”, —como Singapur, donde con castigos severos lograron erradicarla.

En diálogo con Paola Gómez, jefa de redacción de El País, Gossaín aseguró que “el primero que debe cambiar en Colombia es el ciudadano, porque por acción u omisión —llámese indiferencia—, estamos siendo cómplices de la corrupción o corruptos, al ser tolerantes y permisivos. Lo más terrible es que cada día que pasa son más jóvenes los corruptos o corrompidos”.

Advirtió además sobre dos formas de acabar con la corrupción, “una es meter a los corruptos a la cárcel, otra es no votar por los corrompidos”.

Puede leer: Martín Kohan presenta su autobiografía en la Feria del Libro de Cali

Pero no puede dejar de sorprenderse con que, en el país, los primeros en caer en la corrupción sean los que deben combatirla: “En la cárcel en Bogotá están presos dos expresidentes de la Corte Suprema de Justicia, por venderse a la corrupción; otros se voló para el exterior, hay congresistas en la cárcel y el propio fiscal anticorrupción, nombrado para evitarla, fue el primero en caer preso por malas actuaciones”.

Contó, en la charla convocada por la Feria del Libro de Cali, que paradójicamente dicho fiscal, al ser nombrado, fue a visitarlo a Cartagena “para regalarme un bolígrafo inglés, por mi excelente trabajo en contra de la corrupción”.

Según sus investigaciones, el costo de la corrupción en Colombia es bastante alto: “Nos cuesta a 50 billones de pesos anuales, $140.000 millones al día. Este es un país donde la justicia se volvió el primer cómplice de la corrupción, ahí derecho se fue el pueblo, porque se indignan pero después votan por el político corrupto”. Para él, “el arma que una sociedad tiene contra la corrupción es la condena social del corrupto”.

Se refirió, además, a la generación chicle-bomba, funcionarios públicos de ambición desmedida, “esos que dicen que cuando estén grandes quieren tener un trabajo que les permita en dos meses tener una gran camioneta. Una vez escuché a una señora decir: ‘¿Qué país le vamos a dejar a nuestros hijos?’ y le corregí ‘¿Qué hijos le vamos a dejar a nuestro país?’”.

Fue mientras escuchaba a dos señoras hablando de un funcionario corrupto al que le habían dado cárcel por casa, que se le ocurrió escribir las crónicas del libro. “Les contesté: yo les daría cárcel por casa (y hasta casa perpetua)”.

Precisamente en dicho libro, que presenta en FIL Cali, hace referencia al comienzo de la corrupción en Colombia, en la época de la Colonia: “El presidente español de la Nueva Granada se apropió de 5000 pesos y se armó un motín. Fue el primer caso de corrupción y lo heredamos de cuando éramos posesión española”.

Se refirió al sector salud como uno de los más permeados por la corrupción, “hay medicamentos en Colombia que cuestan cuatro veces más que en España y Panamá, y tres veces más que en Ecuador”.

Anécdota

Declarado optimista férreo, el periodista Juan Gossaín da en su libro ejemplos de anticorrupción muy cotidianos, de los que debemos aprender todos los ciudadanos, como el de Tomasa y Petrona, vendedoras de frutas a quienes siempre les compra.

“En una ocasión Petrona me dijo: ‘Los mangos no me los compre a mí, cómpreselos a Tomasa que hoy no ha vendido nada’”.



Fuente de la Noticia

- Publicidad -

No hay comentarios