en

La más linda

La más linda

<

Por: Edilberto “El Mono” Hernández

Hija hermosa y querida
Más suave y consentida
Que mi calma y el sello
grande de mis costillas.

Eres mi paz, mi vida
Con ella he crecido
Pegada a mis apegos
Como tinta de acero
Como mis recuerdos.

Una vez vi a lo lejos a lejos
Muchas líneas de gaviotas
En las playas de mi pueblo
Sobre las olas de las aguas
Dejando sus sombras pintadas
En la arena de las playas.

Pensé en tu nombre Ana
Como la mar en calma
Volando dejando sombras
Dormidas en mi alma

Dije entonces se llama
Ana María del mar
Pero luego vi un cristal
Fulgurante, esplendoroso
Que flotaba sobre el agua
Era de colores brillantes.

Dije lleva el azul del cielo
Como la virgen María
Como el centellante lucero
Mejor se queda Ana María
La dueña de mis sueños

También pasó una aguamala
Por la chispeante creciente
Bailando pero arrastrada
Azotada por la creciente
Se me paso por la mente
Si le gustaría la danza.

Ha pasado el tiempo
Le gusta el arte y la ciencia
Solo noto en ella sapiencia
Baila con los ejemplos
De la vida y la experiencia

Pensé en el color moreno
la tarde de verano soñada
El sol sobre la arena pardo
Ciénaga teñida en pleno
Con la luz de su mirada

Ojos grandes oscuros
Cabellos largos lisos bruno
Delgada, delicada y cristal
Luna que entra por la ventana
Así es Ana María del mar

Deslumbrante se veían
Las nubes sobre la mar
La brisa golpeaba el bote
Como un rayo en la oscuridad
La caracola al pasar
Instantánea y tranquila
Solo sentía Ana María del mar

Para mi hija Ana María Hernández una belleza. inspirado en lo hermoso de mi pueblo.

Visite la fuente

¿Te gustó?

Publicado por jucebo

Remesas de los trabajadores totalizaron US$821,59 millones en junio y crecieron 17% (www.larepublica.co)

El espacio para la memoria y el conocimiento que se inauguró en Armero (www.eltiempo.com)