14.3 C
Bogotá
martes, octubre 20, 2020

La obra de Gabriel Sierra siembra un virus en la cabeza del lector

Debe Leer

Fabián Ríos pide ayuda: "Mi tío se perdió y tiene problemas de depresión"[VIDEO]

Fabián Ríos, actor de 'Sin Senos si hay paraíso', acudió a sus redes sociales para pedir la ayuda especialmente...

Juez concede libertad condicional a Jorge Noguera, exjefe del DAS

El Juzgado 29 de ejecución de penas de Bogotá le concedió la libertad condicional a...

Amazon comienza a pagar a usuarios que compartan tickets de lo que han comprado fuera de su tienda: 10 dólares por 10 tickets

Gran parte del negocio del comercio electrónico de Amazon se basa en conocer las preferencias de cada...


La obra de Gabriel Sierra es una sorpresa permanente; un guiño exacto y sutil en el espacio.

Sierra pervierte las salas de galerías y museos. Hace que los guardaescobas se desvíen de la pared, que los muros y las paredes se conviertan en protagonistas o que un edificio histórico se vea como la prueba de color de un periódico.

Sierra nació en San Juan Nepomuceno (Bolívar). En sus vacaciones visitaba a su tío en Cartagena y quedaba deslumbrado con su biblioteca. Era arquitecto y en su estudio disfrutó de la obra Alvar Aalto y toda la escuela de daneses, suecos y finlandeses que influenciaron la arquitectura colombiana; su decisión, cuando terminó el colegio, estaba tomada. Estudió arquitectura en Barraquilla. Solo aguantó un año. Sus expectativas con la carrera no se cumplieron. Se trasladó a Bogotá y entró a estudiar diseño en la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

En Diseño –sin proponérselo– se convirtió en artista; sus trabajos dejaron de tener una finalidad útil, la misma (in)utilidad que tampoco encontraba en la arquitectura. Su presencia y sus objetos se convirtieron en tema de debate, para los artistas sus obras eran los objetos de un diseñador; para los diseñadores su obra era demasiado artística. No le importó; sus gestos, su obra, sus objetos, pronto atraparon a la critica y a los curadores y su obra ha estado en espacios consagratorios como el Guggenheim.Su obra sobre la pandemia para EL TIEMPO y para el Mambo se basa en un proyecto con un personaje ficticio (Doroteo Parra) que –como él– produce obras conceptuales y, sobre todo y ante todo, dudas en los lectores, ¿qué son los anticuerpos clandestinos?

Obra del artista plástico Gabriel Sierra sobre la pandemia.

“La obra de Sierra indaga los límites del arte y de la vida, explorando, desde una perspectiva antropológica, el potencial de los códigos de comunicación para cuestionar nuestras percepciones de la vida cotidiana y las relaciones que establecemos con nuestro espacio circundante. En esta obra, que mezcla el registro visual con el textual, Sierra nos recuerda que el arte es comunicación y lenguaje, y el lenguaje, como decía William Burroughs, es un virus”, dice Eugenio Viola, curador jefe del Mambo.

Lo invitamos a leer otras notas de  Cultura y Entretenimiento

FERNANDO GÓMEZ ECHEVERRI
Editor Cultura EL TIEMPO
En Twitter: @LaFeriaDelArte



Artículo Fuente

Últimas Noticias

Fabián Ríos pide ayuda: "Mi tío se perdió y tiene problemas de depresión"[VIDEO]

Fabián Ríos, actor de 'Sin Senos si hay paraíso', acudió a sus redes sociales para pedir la ayuda especialmente...

Juez concede libertad condicional a Jorge Noguera, exjefe del DAS

El Juzgado 29 de ejecución de penas de Bogotá le concedió la libertad condicional a Jorge Aurelio Noguera Cotes, condenado...

Amazon comienza a pagar a usuarios que compartan tickets de lo que han comprado fuera de su tienda: 10 dólares por 10 tickets

Gran parte del negocio del comercio electrónico de Amazon se basa en conocer las preferencias de cada usuario para ofrecerle los productos...

Coronavirus: ¿cómo conseguir un ascenso trabajando desde casa’ – Finanzas Personales – Economía

Con muchos de nosotros todavía trabajando desde casa, algunos se preguntan: ¿cómo podemos aspirar a una promoción si no vamos a la oficina? ¿Qué...

Más noticias