en

‘La reforma golpea el ahorro, la inversión y el consumo’: Fenalco

‘La reforma golpea el ahorro, la inversión y el consumo’: Fenalco

Esta semana los comerciantes se encuentran en su Congreso anual en Cartagena con varias preocupaciones: caída en las ventas en septiembre y la reforma tributaria, entre otras. El presidente de Fenalco, Jaime Alberto Cabal, pide a los parlamentarios y al Gobierno abrir el diálogo en la nueva etapa de discusión del proyecto que, a su juicio, como está generará un impacto negativo en el consumo, la inversión y el ahorro.

(Reforma es un paso hacia un sistema tributario más equitativo: Ocampo).

¿Cómo va el año?

El comercio terminó fortalecido en la recuperación y esa tendencia se prolonga hasta agosto y se replica en el empleo. Al sumar alojamiento y restaurante son 5.586.000 plazas, 25,2% del empleo del país. Con industrias creativas, actividades culturales y de entretenimiento, formas de comercio, sube a 7.419.000, 33,4% del total.

¿Y septiembre?

Lamentablemente comenzamos a evidenciar las primeras caídas en las ventas. Nuestro estudio de la Bitácora da que el 62% de los comerciantes reflejaron reducciones en las ventas o, por lo menos, las mantuvieron a los niveles del año pasado en pesos, lo cual significa menos ventas por la inflación frente al año pasado. Preocupa el indicador de confianza, el 61% maneja expectativas inferiores o estables para a los meses que vienen y final de año.

¿A qué atribuye eso?

Vemos una mezcla del escenario económico y político. En lo económico con la inflación, con las medidas que ha tomado el Emisor que han encarecido el crédito de consumo tremendamente, en especial el de las tarjetas, hay un efecto claro. La volatilidad y el encarecimiento del dólar también porque genera un impacto en las importaciones del comercio, se refleja también en precios y eso de alguna manera desestimula el consumo. Y en lo político inquietan algunas iniciativas del Gobierno como la reforma tributaria y la laboral que golpea al comercio.

(Tributaria aumentaría el hambre de un millón de colombianos).

¿Cómo va la tributaria?

Lo primero es que sobre esa ponencia no hubo el debate suficiente y necesario para escuchar a los miembros de la sociedad civil, entre ellos los gremios. Sobre el contenido creemos que el cruce de todos los impuestos entre personas naturales y jurídicas va a generar un impacto negativo sobre el consumo, la inversión y el ahorro, afectando el crecimiento y el empleo.

¿En qué aspectos se ve?

Está esa combinación del impuesto al patrimonio con la valoración intrínseca de las acciones y los dividendos. Y desde las personas naturales, el tema de los pensionados es preocupante, así como que la mayor carga es a las mismas personas que siempre tributan. Limitará la capacidad de consumo.

¿Y los días sin IVA?

Nos generó mucha sorpresa que se hubiera sacado de la ponencia los dos días sin IVA para productos nacionales. Si había temor por una medida de la OMC se escogen las categorías donde hay más producción local.

Eso se soluciona con voluntad política, esperamos que se pueda incluir en el segundo debate.

¿Y lo de bebidas azucaradas y ultraprocesados?

Hemos dicho que en un momento de alta inflación cualquier afectación en alimentos como en este caso va a generar una presión adicional al IPC y los más afectados van a ser los tenderos y consumidores en sectores populares.

¿Qué rescataría?

Va en la dirección correcta fortalecer el Régimen Simple y eliminar la exención de IVA que tienen las plataformas internacionales cuyos productos no son de países con los que tenemos tratados de libre comercio, en los envíos inferiores a US$200.

¿En qué quedó el diálogo?

Lo que sentimos es que, más bien, se empezó con mucho ánimo la propensión al diálogo y poco a poco se ha ido diluyendo.

Extrañamos un mayor clima de concertación, no solamente del Gobierno sino del Congreso. Esperamos que el legislativo no actúe como aplanadora.

¿Están en alerta con la reforma laboral del 2023?

Preocupa. El cálculo que hemos hecho es que incrementa un 12% los costos laborales y si agregamos que, por ley, la jornada se reduce una hora, cada una es un incremento de 3%.

Al sumar el salario mínimo, al comercio se le podrían estar incrementando entre 30% y 40% los costos laborales el año entrante.

Constanza Gómez Guasca
PORTAFOLIO

Visite la fuente

¿Te gustó?

Publicado por jucebo

Así arrancaría la puja por el incremento del salario mínimo

Así arrancaría la puja por el incremento del salario mínimo

Viverismo, un negocio con futuro en Colombia

Viverismo, un negocio con futuro en Colombia