Connect with us

Bogotá

Lamentable muerte del joven vigilante Yosimar

Publicado

en

Lamentable muerte del joven vigilante Yosimar

Luego de haber batallado durante 32 días contra las graves heridas que le propinó un sujeto con arma de fuego en un hecho de intolerancia, el pasado 28 de febrero, un joven identificado como Yosimar Antonio Segrera falleció ayer en horas de la mañana.

La familia y allegados de Segrera oraban por la pronta recuperación del padre de tres menores de edad que había sido baleado en  vía pública, cuando se dirigía a su casa en el barrio Bosa El Porvenir.

Yosimar Antonio Segrera (28 años)

El día de los hechos

Q’HUBO pudo establecer que el joven de 28 años trabajaba como guarda de seguridad en el conjunto residencial Torres de Lucerna, ubicado en la Carrera 82G bis con Calle 59 sur (barrio La Paz), cuando tuvo un altercado con un residente del lugar el pasado 28 de febrero.

Yosimar trabajaba como vigilante en un conjunto y tuvo un inconveniente con una persona que vivía allí. Creo que no le dejó entrar un trasteo y esto ocasionó un fuerte altercado entre ambos”, contó ayer un vecino de la víctima conmocionado tras enterarse de la triste noticia.

Este fue el sitio donde cayó baleado Yosimar

Enojado con la discusión, el victimario esperó a que saliera Yosimar de trabajar en horas de la tarde y lo persiguió hasta su vivienda, ubicada en la Calle 49D sur con Carrera 91B. Pasadas las 5 de la tarde, y a pocas cuadras de su vivienda, los habitantes del sector quedaron estupefactos al escuchar dos tiros y observaron que Segrera huía de un hombre que se movilizaba en una cicla, quien no paraba de dispararle.

“Él estaba corriendo y se cubría el ojo izquierdo. De un momento a otro cayó, quizá por la herida, y en ese momento el hombre de la bicicleta se bajó, se le acercó y le descargó el arma”, recordó un testigo de los hechos.

Ante la mirada atónita de los habitantes del barrio, el hombre huyó del lugar. La comunidad desesperada llamó a la Policía, mientras que el joven quedó tendido en el suelo y era auxiliado por uno de los vecinos, que hacía todo lo posible por mantenerlo con vida. Las autoridades hicieron presencia en el lugar de los hechos y trasladaron a Yosimar hasta la UCI del Hospital de Kennedy con graves heridas en su rostro, el abdomen y sus extremidades.

Yosimar era vigilante en el conjunto residencial Torres de Lucerna

La captura

El agresor no contaba con que Yosimar seguía con vida y que al llegar los uniformados, él mismo entregó el nombre del pistolero. En horas de la noche, la Policía se dirigió al conjunto residencial donde laboraba la víctima para capturar al residente. Al llegar allí el criminal, sin poner resistencia, se entregó y se le incautó el arma de fuego con la que había herido al vigilante.

En el momento en el que los uniformados llegaron a auxiliar a la persona, él mismo alcanzó a decir el nombre de su agresor, por lo que se procedió a capturarlo en el conjunto residencial”, informaron las autoridades en el momento de los hechos.

Entre tanto, Yosimar será recordado por quienes tuvieron la fortuna de conocerlo como una persona alegre, amable, trabajadora y de buen corazón. Por el momento, y en medio de su dolor, los familiares esperan que el hombre que cometió tan infame hecho de intolerancia pague por su crimen.

Etiquetas:

barrio La Paz

Bosa El Porvenir

criminal

Homicidio en Bosa

Hospital de Kennedy

intolerancia

Torres de Lucerna

Vigilante Yosimar

Yosimar Antonio Segrera

Fuente de la noticia

Publicidad
Click para Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia