Connect with us

Bogotá

Le arrebataron la vida por su bici

Publicado

en

Le arrebataron la vida por su bici

Como todos los días, Kelly se despertó antes de las 7 de la mañana a esperar que su esposo, José Augusto Florián Ramírez, llegara de trabajar. El jueves no fue la excepción, y mientras permanecía con los ojos abiertos atenta a que sonara la puerta escuchó un disparo, hecho que la llevó a abandonar la cama de un salto.

Apresurada caminó hasta la puerta principal con las llaves en la mano y abrió rápidamente las chapas. Al salir se encontró con que su esposo estaba tendido en el andén, sangrando a un costado del abdomen e inconsciente. Varias personas estaban intentando auxiliarlo, pero él no reaccionaba.

“Cuando yo salí y lo vi, él estaba como doblado, acurrucado, tenía los ojos abiertos, pero no hablaba, nada. Yo intentaba hacer que reaccionara, pero nada ocurría. En ese momento la policía nos ayudó a subirlo a un vehículo para llevarlo al hospital, pero para mí que él ya iba sin vida”, le relató ayer a Q’HUBO la esposa de la víctima mientras rompía en llanto.

José Augusto recibió un disparo en la costilla izquierda justo cuando intentaba evitar que un delincuente le arrebatara su bicicleta a pocos metros de la puerta de su vivienda, ubicada en el barrio El Porvenir (en Bosa).

Atraco y muerte…

La noche del miércoles, José Augusto comió con su esposa y su pequeña hija de 6 años, luego tomó su maleta, se despidió de las dos mujeres de su vida y les recordó lo mucho que las amaba. Salió a la puerta arrastrando su bicicleta, se encomendó a Dios y arrancó a cumplir su jornada laboral, pues esta semana estaba en el turno de noche.

“José Augusto trabajaba en una empresa de plásticos y todos los días se movilizaba en bicicleta. Nos trasteamos hace poco a este barrio porque no encontramos apartamento en el conjunto donde vivíamos. Nunca imaginamos que sería tan peligroso”, agregó la mujer.

El hombre de 37 años llegaba siempre pasadas las 7 de la mañana a su casa, pues finalizaba turno a las 6:00 a.m. El jueves también fue así, ya que cuando llegó a la cuadra en la que vivía, justo en la Carrera 93 con Calle 49C Sur, un delincuente a pie y empuñando un revólver lo abordó.

“El señor estaba sacando las llaves de la casa cuando el tipo lo abordó. Comenzaron a forcejear por la bicicleta y en ese momento el vecino intentó defenderse y le pegaba como con una varilla, pero el tipo lo que hizo fue dispararle”, manifestó un vecino que fue testigo de lo ocurrido.

Tras dispararle, el sujeto salió con la bicicleta y dejó tendido en el asfalto a José Augusto. Cuando su esposa salió ya no había ni rastro del asesino. A pesar de que lo trasladaron a la clínica de Occidente, llegó sin signos vitales.

Mientras que la familia de Florián, sus compañeros de trabajo y demás allegados intentan asimilar la pérdida de este hombre trabajador, amigable, responsable, amoroso y servicial, las autoridades están tras la pista de su verdugo, quien quedó registrado en los videos de seguridad.

“Le quiero decir a la alcaldesa que hasta cuándo van a seguir siendo asesinadas más personas a manos de los delincuentes. Hasta cuándo tendremos que seguir soportando el dolor que causa el asesinato de un ser querido por una bicicleta o un celular. Hasta cuándo más niños, como mi hija, se tienen que quedar sin padres por culpa de la inseguridad”, dijo entre sollozos Kelly, al mismo tiempo que miraba a su pequeña hija.

Etiquetas:

Asesinato

atraco

Bosa

Crimen

hombre

justicia

ladrón

muerto

muerto por robarlo

padre de familia

robo

Fuente de la noticia

Publicidad
Click para Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia