Connect with us

Huila

Neivano fue asesinado a manos de un infante de la marina en San Andrés

Neivano fue asesinado a manos de un infante de la marina en San Andrés

Juan Sebastián Criollo Tapiero, oriundo de la ciudad de Neiva, fue uno de los infantes de marina asesinados a manos de otro regular, que accionó su arma de dotación tipo fusil ocasionando la muerte a Juan y otros dos infantes más.

La masacre ocurrió en un batallón de Policía Naval, ubicado en San Andrés a las 11:00 a.m. de ayer sábado, cuando un infante irrumpió en las literas de alojamiento compartido, donde tomó un fusil, lo cargó y activó contra sus compañeros, hiriendo mortalmente a cuatro personas, y él incluido.

Una quinta persona, Adolfo Hernández Lora un soldado del Ejército resultó herido, y se recupera satisfactoriamente en el Hospital Departamental. Las victimas fueron identificadas como: Andrés Rodríguez Otero, Juan Sebastián Criollo Tapiero, Sebastián Gómez Soto y José Salgado Aguilar.

Advertisement

Juan Sebastián Criollo

Se conoció que, entre los infantes asesinados, se encontraba el opita Juan Sebastián Criollo Tapiero, de 19 años, quien vivió sus últimos años en la ciudad de Bogotá, pero su cuerpo será velado en Neiva. Su pronta partida enluta a una familia neivana.

Quienes conocieron a Juan Sebastián lo recuerdan como una persona soñadora, quien anhelaba comprarle una casa a su madre. El neivano era egresado de la Institución Educativa Ricardo Borrero Álvarez de la capital opita.

Había ingresado a la marina el pasado mes abril del presente año, su propósito era continuar su carrera militar. Sus parientes, amigos y conocidos lo recuerdan como un gran hijo, gran hermano y una excelente persona.

Advertisement

 

Neivano fue asesinado a manos de un infante de la marina en San Andrés

Juan Sebastián Criollo Tapiero oriundo de la ciudad de Neiva.

Fuente de la noticia

Advertisement
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia