16 C
Bogotá
jueves, agosto 13, 2020

'Nuestra economía tiene con qué ser resiliente': Iván Duque

Debe Leer

El último vendedor ambulante de prensa de París no piensa jubilarse

El último vendedor de prensa ambulante de París es un paquistaní de 67 años que...

‘Hay riesgo de que haya monopolio de la vacuna del covid’: Cancillería

En medio de la carrera mundial por la consecución de la vacuna del covid-19, en...

¿Cristiano Ronaldo al Barcelona? El movimiento que planea su representante y mantiene en vilo al mercado de pases

Ronaldo se despidió de la Champions League por segunda vez consecutiva Cristiano Ronaldo no está feliz en la Juventus, equipo...

Los nombres reales y las edades de las estrellas del reguetón

Bienvenido has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil. El correo electrónico de verificación se enviará a Revisa...


 ¿Qué destaca de los primeros dos años de su administración?

Hay muchísimas cosas que quisiera destacar. Temas como el de la reducción de los homicidios a una de sus tasas más bajas en 40 años, la del secuestro en un 47 % y la lucha que hemos dado contra la corrupción con la sanción de leyes como la de pliegos tipo demuestran que nuestro eje de legalidad ha obtenido muchos frutos. En especial, hay dos de importancia para el Gobierno que son, primero, lograr que el secuestro, el narcotráfico y delitos conexos a ellos nunca más sean considerados delitos políticos. Y, segundo, la ley de prisión perpetua para abusadores y asesinos de niños y niñas.

(Le puede interesar: ‘Colombia podría ser lugar de experimentación de vacuna de covid-19’)

La agenda de reactivación económica ha sido clave para enfrentar estos momentos difíciles. Con la ley de crecimiento hemos venido fortaleciendo la reglamentación tributaria para disminuir la evasión, facilitamos el emprendimiento con la creación del régimen simple, y con el beneficio de cero impuesto de renta para las empresas que inviertan en sectores como el de tecnología. Todo esto nos permitió generar confianza de nuevo en el país, para aumentar la inversión, para mejorar la calificación de riesgo y las perspectivas fiscales. Esto se tradujo en el crecimiento del 3,3 % del PIB que nuestra economía tuvo durante el 2019, y durante el primer trimestre de este año, veíamos un crecimiento del 4,8 %. Esto es muy importante porque nos permite realizar más inversión en lo social.

Con la ley de crecimiento hemos venido fortaleciendo la reglamentación tributaria para disminuir la evasión, facilitamos el emprendimiento con la creación del régimen simple…

Estos resultados económicos los hemos logrado, además, con una visión de crecimiento sostenible sin precedentes: hemos multiplicado nuestra capacidad de generación de energía renovable, hemos implementado una política de economía circular para conservar produciendo y producir conservando, y hemos detenido la deforestación, después de años de una tendencia creciente.

Y hay muchos más resultados. La ley TIC, por ejemplo, y la puesta en marcha del Centro de la Cuarta Revolución Industrial. También, la creación de una institucionalidad alrededor de la economía naranja. Son apuestas que hemos hecho con el único objetivo de iniciar un camino hacia la transformación de Colombia y la búsqueda de nuevas dinámicas para nuestra economía.

(Le recomendamos: Dos años después de asumir el mando)

Igualmente, los logros sociales, que dentro de nuestra visión de equidad son fundamentales. En educación, programas como Generación E, que hoy cuenta con más de 110.000 beneficiarios, son de esas grandes apuestas que hacemos por el futuro del país. También lo es lograr que, a hoy, más de 140.000 jóvenes se hayan graduado de bachilleres con una doble titulación como técnicos o tecnólogos. En Familias en Acción superamos los 2,6 millones de beneficiarios, en Colombia Mayor llegamos a los 1,7 millones de beneficiarios, logrando cobertura universal para los mayores de 70 años.

Estos son hechos que han marcado este gobierno, porque no se trata únicamente de dar respuestas y soluciones inmediatas, sino de realmente construir oportunidades hacia el futuro. Por eso mismo, estamos saldando esa gran deuda que se ha tenido con la salud por medio del acuerdo de punto final. Y, por esto también, creamos programas como el Esquema de Devolución del IVA. Finalmente, hay un último punto que quisiera destacar, y es el del catastro multipropósito, que ha sido clave para la implementación de la política de paz con legalidad, pero que continuará siendo una pieza de gran relevancia para la consolidación de la cultura de legalidad y de la equidad.

La agenda de reactivación económica ha sido clave para enfrentar estos momentos
difíciles

 ¿Qué tanto se ha afectado su propuesta de gobierno por el coronavirus?

Una vez supimos acerca de la pandemia del covid-19, nuestra decisión fue fortalecer el sistema de salud, apoyar a la población más vulnerable y generar liquidez para las familias y empresas más afectadas, así como proteger el mercado laboral.

En estos meses hemos apoyado a las familias más vulnerables con transferencias monetarias y el financiamiento de servicios públicos, entre otros. Así, hemos hecho tres giros extraordinarios a beneficiarios de Familias en Acción, Jóvenes en Acción y Colombia Mayor. Creamos Ingreso Solidario, con el que llegaremos a 3 millones de hogares con una renta mínima de protección.

Adicionalmente, con el Programa de Apoyo al Empleo Formal, estamos realizando el pago del 40 % del salario mínimo y la prima de 2,5 millones de trabajadores de 100.000 micro, pequeñas y medianas empresas. 

(Le recomendamos: Santos invita a Duque a impulsar un Acuerdo Nacional)

Así mismo, para atender esta emergencia hemos fortalecido el sistema de salud. Aumentamos en un 40 % la capacidad de atención crítica del país, pasamos de un laboratorio para realizar pruebas de covid-19 a 106 con una capacidad superior a las 30.000 pruebas diarias. Así mismo, llegamos a más de 8.000 camas en unidades de cuidados intensivos. Esto permitió que, por primera vez, departamentos como Vichada, Guaviare y Vaupés cuenten con camas de UCI.

Hemos tenido que acelerar programas y políticas, como en el caso de la transformación digital. Incluso en tiempos de crisis seguimos cumpliendo la promesa de construir un mejor futuro para todos.

Yo les ofrecí a los colombianos un gran pacto cuyo propósito es trabajar con empeño para hacer de Colombia un país con más equidad. En estos dos años nos hemos dedicado a cumplir esa promesa y hay que decir que antes de la pandemia logramos índices valiosos. Por ejemplo, logramos que la economía tuviera un crecimiento sostenido, sacamos a 600.000 personas de la pobreza multidimensional, destinamos presupuestos históricos a la educación y logramos disminuir la tasa de homicidios. Sumado a esto, tuvimos cifras récord para el turismo en el 2019, en visitantes no residentes y con la tasa de ocupación hotelera más alta en 16 años.

Respecto al coronavirus, ¿cómo está pensando su gobierno la reactivación económica después de la crisis?

El 20 de julio le anuncié al país el Nuevo Compromiso con Colombia, que contará con una inversión de alrededor de 100 billones de pesos, para crear un millón de empleos e impulsar el crecimiento de nuestro país. Dentro de él, nos trazamos cuatro objetivos fundamentales, como son el apoyo a los  más vulnerables, el crecimiento limpio, la generación de empleo y un gran compromiso con el campo y la paz con legalidad. A esto se les suma un compromiso transversal por el fortalecimiento del sector salud.

Estos objetivos los cumpliremos con estrategias de emprendimiento, transformación digital, industrias creativas, proyectos de transformación energética, vivienda, infraestructura de transporte y agricultura, entre otros. La financiación estatal, la inversión privada, las vigencias futuras serán la base para lograrlo.

(Además: 225 nuevas muertes en el país por coronavirus; recuperados, 160.708)

Con la implementación de esta estrategia aceleraremos la construcción de grandes proyectos de infraestructura, como el metro de Bogotá y aeropuertos como el de Cartagena y Aerocafé. Continuaremos con la construcción de las vías 4G e iniciaremos la construcción de las vías de quinta generación. Adicionalmente, nuestro propósito es el de entregar, al finalizar nuestro gobierno, 28 proyectos viales que conecten el país. Con estas medidas generaremos empleo, pero también inversión y estaremos transformando a Colombia mejorando su competitividad.

En este mismo aspecto de competitividad, y en nuestro compromiso de continuar cerrando brechas, nos enfocaremos en proyectos estratégicos para la transformación digital, que incluyen más de 10.000 centros digitales y la formación de 100.000 programadores, con inversiones superiores a los 2 billones de pesos. Adicionalmente, articulando al sector privado, vamos a hacer inversiones en la economía naranja por más de 2,1 billones para meterles el acelerador al talento colombiano y su creatividad, que son nuestro mayor recurso.

En el Nuevo Compromiso con Colombia queremos que la sostenibilidad tenga una mayor relevancia. Por esto, queremos ser líderes regionales de la transición energética con la construcción de 14 proyectos estratégicos de energías renovables no convencionales. También pondremos en marcha proyectos tan importantes para este fin como el canal del Dique.

Mucha gente se pregunta cuándo terminará la emergencia por la pandemia, ¿cuándo cree que terminará?

Una pandemia es una tragedia global, en la que todo el planeta está haciendo todos los esfuerzos para superarla, pero eso toma tiempo. La emergencia por la pandemia terminará cuando haya una vacuna o un tratamiento comprobado contra el virus. Varios países en el mundo están avanzando en esa apuesta y guardamos la esperanza de tener buenas noticias pronto, pero hasta que esto no pase debemos ajustarnos a esta nueva realidad y asumir que el autocuidado es una herramienta fundamental en la lucha contra el coronavirus.

Acciones tan sencillas como lavarse las manos, mantener la distancia social, usar bien el tapabocas, evitar salir si no es necesario, entre otros, salvan nuestra vida y la de quienes nos rodean.

(También lea: ‘¿En pandemia haremos lo de siempre?’: pregunta el jefe de Planeación

De parte del Gobierno, les garantizo que seguiremos tomando las medidas necesarias para proteger la vida, fortalecer el sistema de salud y cuidar el desarrollo social de los colombianos.



El presidente Iván Duque se ha encargado en los últimos meses de hacer entregas del material necesario para atender la pandemia.

En estos dos años, usted ha sido claro en no darles participación a los partidos políticos. Sin embargo, tiene ministros del Centro Democrático, del Partido Conservador, de Cambio Radical, y ‘la U’ está aspirando a la Defensoría del Pueblo, ¿cómo interpretar eso?

Desde el 7 de agosto de 2018 se inició un gobierno con una enorme responsabilidad de generar confianza y entregar resultados. Por eso, siempre me he rodeado del mejor equipo, no pensando en partidos políticos, sino en su formación, liderazgo, capacidad de comunicación, en su calidad profesional y humana.

Siempre les he dicho a los miembros de mi equipo que a nuestro gobierno lo único que lo debe comprometer y obsesionar es el servicio por este país. Esa ha sido y será siempre una constante.

Los despachos públicos no son botines clientelistas, y Colombia necesita que quienes ejerzan la función pública tengan el propósito de acertar y servirles a los colombianos.

Pensando en ese tipo de servidores públicos y en el fortalecimiento de las instituciones para el presente y futuro del país, tomaré una decisión.

Quien llegue a la Defensoría deberá seguir consolidándola como una institución protectora, garante y pedagoga en materia de derechos humanos. Su papel es fundamental para la protección de los derechos humanos.

¿Qué considera que le faltó hacer en estos dos años?

Hay muchos avances importantes que nos motivan a trabajar duro todos los días. Hasta que se presentó la coyuntura actual, ocasionada por el covid-19, teníamos el mayor crecimiento económico de casi cinco años, y una gran reducción de la pobreza multidimensional. Logramos la mayor reducción de cultivos ilícitos en seis años, una de las menores tasas de homicidios de las últimas décadas y disminuimos en un 47 % el secuestro.

También quintuplicamos la capacidad instalada de energías renovables no convencionales y logramos que más de 110.000 jóvenes lleguen gratuitamente a la educación superior. Hemos concluido importantes obras de infraestructura y en septiembre pondremos en funcionamiento el túnel de La Línea. En todas las áreas de gestión tenemos grandes avances, pero sabemos que Colombia necesita más.

Son muchos los logros y los avances que motivan, tenemos hechos y resultados que renuevan nuestras convicciones, por eso miramos con optimismo hacia adelante, trabajando sin descanso con amor por el país.

En lo que tiene que ver con su imagen, se podría decir que el coronavirus lo ha ayudado con la opinión, pero también que le está dejando un país en unas difíciles circunstancias, ¿qué opina de eso?

Pensar en los réditos políticos de una crisis humanitaria como la que estamos viviendo es pura mezquindad. Por respeto a las víctimas del covid-19, lo mínimo que el Gobierno debe hacer es sacar el cálculo político de la ecuación. Además, mi motor para trabajar ha sido siempre el profundo amor que siento por Colombia y, como he dicho en muchas ocasiones, yo no tengo en frente una reelección. El Gobierno está para tomar decisiones pensando únicamente en el bienestar de los colombianos, de todos los colombianos. Y, muchas veces, esas decisiones tienen un costo político alto. En un momento tan difícil como este, tomar las decisiones difíciles debe asumirse con serenidad porque la única consideración válida es la protección de la vida de los colombianos.

El coronavirus llegó como una dura lección para todos. También como una oportunidad de aprendizaje, de apostarles a nuevas formas de hacer las cosas. Sobre todo, creo que es una oportunidad para dejar de lado caprichos electoreros y buscar la unidad en torno a lo que realmente es importante, como lo es el futuro del país. Para salir adelante, la única alternativa es hacerlo juntos.

Por supuesto que las pandemias dejan una grave afectación de la economía. Según la OIT se han perdido más de 300 millones de empleos en el mundo y ningún país se ha salvado de las consecuencias de la pandemia.

Sin embargo, nuestra economía tiene con qué ser resiliente frente a este difícil escenario. Esto, gracias a una tasa de cambio flexible, un monto considerable de reservas internacionales y la posibilidad de acceder a otras fuentes de liquidez. Además, el sector financiero está bien capitalizado y aprovisionado.

En junio se emitieron dos bonos globales por 2.500 millones dólares, aprovechamos recursos excedentarios en fondos del sector público por un valor de 3,25 billones de pesos, el Banco de la República implementó mecanismos que han inyectado más de 20 billones de pesos de liquidez al mercado, contribuyendo a preservar la estabilidad de los mercados financieros y sus instituciones.

Pero el futuro trae los momentos más difíciles y por eso es tan importante el llamado que hice el pasado 20 de julio al Nuevo Compromiso por Colombia, al que invito nuevamente a todas las instituciones, todas las autoridades, todos los sectores sociales, políticos y culturales, a los empresarios y a los trabajadores.

Los colombianos pueden tener la certeza de que adoptaremos todas las medidas que se requieran para no perder los avances sociales que con tanto esfuerzo se han forjado en nuestro país durante décadas. Hemos afrontado esta adversidad con optimismo, no con triunfalismo. Como hemos hecho en el pasado, también superaremos estos tiempos difíciles de la mano de nuestros compatriotas, y retomaremos la senda de progreso que veníamos transitando juntos.

Siempre les he dicho a los miembros de mi equipo que a nuestro gobierno lo único que lo debe comprometer y obsesionar es el servicio por este país

En los siguientes dos años, de lo que ha hecho como Presidente, ¿qué va a seguir igual y qué va a cambiar?

Nosotros fuimos elegidos con un programa de gobierno y, bajo ese programa, les estamos cumpliendo a los colombianos.

La difícil situación generada por la pandemia ha hecho que para los próximos dos años tenga aún más vigencia el cumplimiento de nuestro Plan Nacional de Desarrollo, que busca lograr la equidad sobre los hombros de la legalidad y el emprendimiento.

Vamos a seguir acelerando acciones en todos los niveles y por todos los actores, para recuperar de nuevo la senda de crecimiento. Eso no va a cambiar.

Eso sí, lo haremos con más ganas, con más agilidad, con más transparencia, enfrentando una nueva normalidad por los efectos del covid-19 y protegiendo a los más vulnerables.

Los colombianos pueden saber que nuestro destino sigue siendo la equidad, alcanzar la la justicia social, sobrepasando todos los obstáculos que se nos presenten.

¿Cree que el año entrante sí se podrá lograr un crecimiento superior al 6 %?

Gracias a nuestra agenda de reactivación económica, en el 2019 tuvimos el mayor crecimiento del PIB de los últimos cinco años. A comienzos de este año veíamos signos muy alentadores de que seguiríamos creciendo a buen ritmo, pero la pandemia nos ha presentado un nuevo reto.

Bajo esta coyuntura, pusimos manos a la obra para proteger empleos y tejido empresarial, con líneas de crédito para el pago de nómina con el 90 % de garantía estatal. Además, modificamos el calendario tributario, aceleramos la devolución de saldos tributarios a favor y facilitamos el retiro de cesantías a trabajadores afectados.

En esta legislatura hemos presentado una serie de iniciativas para generar las condiciones que nos permitan juntos, al sector privado y al sector público, poner el acelerador a fondo y recuperar nuestra senda de crecimiento.

Además, en estas últimas semanas hemos sancionado leyes que son de inmediata implementación, pero que también generan un marco de acción hacia el futuro, como en el caso de la ley de pagos a plazos justos.

Igualmente, hemos visto que, a pesar de la pandemia, la confianza de los inversionistas extranjeros se mantiene.

Esto nos lleva a estar convencidos de que con el impulso que traíamos, con las medidas que estamos tomando para proteger tanto la vida de los colombianos como su actividad productiva y con el Nuevo Compromiso con Colombia vamos a tener una buena y rápida recuperación.

¿Qué va a pasar con las reformas pensional, laboral y tributaria?

Este no es el momento indicado para hablar de reformas tributarias. La crisis que ha traído la pandemia nos pone como prioridad la protección de la vida y el empleo, y el apoyo a los más vulnerables.

La protección a la vejez es un tema que no podemos aplazar más. Se trata de avanzar con equidad para proteger a la población que está envejeciendo. En eso tenemos que trabajar, o en el futuro tendremos muchas dificultades. Tenemos que dar ese debate en la Mesa de Concertación Laboral.

Con los retos inmensos que estamos enfrentando, será determinante seguir apoyando el emprendimiento y pensar en alternativas que permitan crear empleos formales, que les permitan a las empresas dinamizarse pensando en aumentar la productividad.

¿El Compromiso con Colombia será suficiente para una agenda poscovid?

El Compromiso con Colombia es, sobre todo, una apuesta de país por el futuro. Con el Nuevo Compromiso con Colombia estamos haciendo una gran apuesta por la reactivación de la economía a corto y mediano plazo. Pero también, en este compromiso se incluye esa visión al año 2030 que hemos plasmado en nuestras políticas de gobierno.

Adicionalmente, el ‘Pacto por Colombia, pacto por la equidad’ que hicimos con los colombianos el 7 de agosto de 2018 continúa más vigente que nunca. Ha sido la guía bajo la cual hemos obtenido grandes logros durante estos dos primeros años de gobierno, y también lo ha sido durante esta difícil coyuntura. Por esto, el Compromiso con Colombia complementa el Plan Nacional de Desarrollo y con ambos lograremos cumplir las metas que nos trazamos para conseguir un mayor bienestar para los colombianos.

Sin embargo, esta agenda poscovid depende también del trabajo en equipo. Sociedad, Estado y gobierno debemos trabajar de la mano, en unidad. Un país no se construye solo a partir de unas políticas o programas. Un país se construye de la mano de todos los que quieran contribuir de forma positiva a esa construcción.

¿Cree que al término de su gobierno habrá ‘duquismo’?

Siempre he dicho que no me gustan los ismos. A Colombia le ha hecho mucho daño históricamente tratar de hablar de la política con los ismos, de usted en cuál ismo está.

Cuando gané consultas, encuestas y fui elegido con más de 10 millones de votos, siempre le dije a mi equipo: mucho entusiasmo, mucha humildad, y desde el primer día mi equipo y yo tuvimos la conciencia de estar trabajando para todo el país.

Siempre he dicho que quiero ser el Presidente de todos los colombianos, de los que votaron por mí y de los que no, y así lo he hecho. He gobernado pensando en todos, en el interés nacional y en lo que más le conviene a Colombia.

Lo que espero al término de mi gobierno es haber cumplido al 100 % un programa de gobierno que valoramos y que nos anima a trabajar sin descanso por la legalidad, el emprendimiento y la equidad, con convicción, lealtad y principios. Solo quiero que la obra de gobierno se materialice para tener un mejor país con espacio para los sueños de todos los colombianos.

En cuanto al narcotráfico, ¿cómo va el tema de las fumigaciones de cultivos ilícitos?

Este año, la Fuerza Pública ha erradicado más de 40.000 hectáreas de cultivos ilícitos y se han incautado más de 200 toneladas de cocaína. Nuestra lucha contra el narcotráfico es indeclinable. Durante dos años consecutivos hemos tenido una reducción en el área sembrada de coca, la cual, para el 2019, fue de 15.000 hectáreas.

Aunque seguimos teniendo avances con una política como Ruta Futuro, la realidad actual sigue siendo compleja. Por eso debemos redoblar esfuerzos, y la aspersión aérea es una herramienta que no podemos descartar

Con la aspersión aérea se garantiza mayor efectividad y menos riesgo para la Fuerza Pública. Por eso vamos a implementarla cumpliendo los requisitos de la Corte: administrar los riesgos para la salud y el medioambiente.

Temas relacionados

Comienza cuarta entrega de pagos del Ingreso Solidario a las familias
El contundente llamado de Duque a la JEP por reclutamiento de niños
Amanda Rocío, la senadora uribista que se le rebeló a su partido

JORGE ENRIQUE MELÉNDEZ
SUBEDITOR DE POLÍTICA

Fuente de la Noticia

Últimas Noticias

El último vendedor ambulante de prensa de París no piensa jubilarse

El último vendedor de prensa ambulante de París es un paquistaní de 67 años que...

‘Hay riesgo de que haya monopolio de la vacuna del covid’: Cancillería

En medio de la carrera mundial por la consecución de la vacuna del covid-19, en la que la que los...

¿Cristiano Ronaldo al Barcelona? El movimiento que planea su representante y mantiene en vilo al mercado de pases

Ronaldo se despidió de la Champions League por segunda vez consecutiva Cristiano Ronaldo no está feliz en la Juventus, equipo al que llegó hace dos...

Los nombres reales y las edades de las estrellas del reguetón

Bienvenido has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil. El correo electrónico de verificación se enviará a Revisa tu bandeja de entrada y...

Más noticias