14.3 C
Bogotá
miércoles, octubre 21, 2020

Opinión/ Te callas o te mueres: la premisa de un terror sin efectismo

Debe Leer

Terrible lesión de un jugador brasileño en uno de sus testículos

Hay lesiones en el fútbol que, por varias razones –a veces muy ‘macabras’–, quedan en...

Cuatro chef y sus recetas más famosas para preparar en casa

El 20 de octubre se celebra el Día Internacional del Chef para homenajear a estos artistas gastronómicos que sorprenden...

El exparticipante de ‘Yo me llamo’ que asegura que le hacen brujería

Uno de los participantes que descrestó en ‘Yo me llamo’ ha sido Richard Cardona, quien imitó a Pipe...

Diez casos enigmáticos de la vida real que han llegado al cine

Warner Bros PicturesLa película ‘El exorcista’(1993) fue dirigida por William Friedkin y protagonizada por Ellen Burstyn, Max Von Sydow...

Soy pésima para ver películas de terror, peor si destilan tripas y sangre. Si hablamos de suspenso, me lo pienso. Sin embargo, esta película tenía luz verde de al menos el 90 % de los críticos de cine, así que me animé a ver A Quiet Place (Un lugar en silencio), que dirige el actor John Krasinski, sí, el mismo de The Office. No me arrepiento.

La película, que pasó por salas en el 2018, acaba de llegar a Netflix. Y aún estoy recuperando el aliento. La aterradora historia de unas criaturas que poseen un afinado sentido del oído y cazan a los seres vivos que escuchan –incluso, humanos– es un ejemplo perfecto de cómo hacer buen terror y suspenso poco efectista.

La historia de los Abbott, que protagoniza el mismo Krasinski junto con su esposa, una sensacional Emily Blunt, es la de una familia que aprende a adaptarse a las condiciones que les dejó el apocalipsis en un pueblo donde parecen ser los únicos sobrevivientes. Caminan descalzos, se comunican a través de lenguaje de señas y comen de lo que siembran y encuentran en supermercados abandonados. La premisa es mantenerse en silencio; cualquier sonido, y todo acabó.Es irónico, pero gran parte del éxito del filme radica en su diseño sonoro, que sumerge al espectador en el desesperante silencio en el que conviven sus personajes.

Uno de mis puntos favoritos es que el relato no da explicaciones: arranca sin decir de dónde salieron esos seres asesinos ni por qué los Abbott son los únicos que quedan tras la extinción de la humanidad. Claro que esas dudas se pueden aclarar cuando se estrene la segunda parte, en el 2021.

Por lo pronto, en esta época de pandemia y aislamientos, A Quiet Place resulta una metáfora. Su gran debilidad es que de la mitad hacia adelante, uno puede intuir hacia dónde va la historia, aunque está tan bien montada y contada que logra quitar la respiración.

Otras noticias de cine en Cultura y Entretenimiento

Sofía Gómez G.
Crítica de cine
En Twitter: @s0f1c1ta

Fuente de la Noticia

Últimas Noticias

Terrible lesión de un jugador brasileño en uno de sus testículos

Hay lesiones en el fútbol que, por varias razones –a veces muy ‘macabras’–, quedan en...

Cuatro chef y sus recetas más famosas para preparar en casa

El 20 de octubre se celebra el Día Internacional del Chef para homenajear a estos artistas gastronómicos que sorprenden con su creatividad e ingenio...

El exparticipante de ‘Yo me llamo’ que asegura que le hacen brujería

Uno de los participantes que descrestó en ‘Yo me llamo’ ha sido Richard Cardona, quien imitó a Pipe Bueno en el reconocido programa...

Diez casos enigmáticos de la vida real que han llegado al cine

Warner Bros PicturesLa película ‘El exorcista’(1993) fue dirigida por William Friedkin y protagonizada por Ellen Burstyn, Max Von Sydow y Linda Blair. Narra la...

Ecopetrol debe dar a hijastros servicios que brinda a hijos biológicos

En el 2017, un hombre que cumplía 15 años trabajando para la petrolera más grande del país, Ecopetrol, le solicitó...

Más noticias