Connect with us

San Andrés y Providencia

Para congraciarse con administradores del muelle turístico departamental, exparlamentario Jack Housni Jaller cuestionó funcionamiento de muelles privados por supuesta falta de concesión. Político es propietario de artefacto naval no reglamentado

Puede ser una imagen de 4 personas, personas sentadas y personas de pie

Puede ser una imagen de 4 personas, personas sentadas y personas de pie

La semana pasada durante una reunión entre el secretario de Turismo y el grupo Étnico Raizal, el ex representante y ex diputado Jack Housni Jaller, quien es propietario del bar flotante  Ibiza, que permanece fondeado los 365 días del año en la zona de White Whata, llegó invitado por alguien a intrigar contra los propietarios u operadores de todas las marinas, incluidos el Club Náutico del que él es socio con embarcación que permanecía  atracada en el Muelle de ese lugar pero que lo obligaron a retirarla por que lo estaba usando como embarcadero de pasajeros hacia Ibiza.

Allí Housni Jaller delante de los miembros del Grupo Étnico Raizal en las instalaciones del Muelle turístico que la Gobernación entregó a la Organización Raizal para su administración,  hizo temerarias acusaciones contra todos los operadores y propietarios de Muelles y embarcaderos en San Andrés, que más parecían reproches en son de intriga entre competidores  que verdaderamente opiniones o denuncias constructivas. «Aquí en el Muelle Turístico (Gobernación) hay una reglamentación en regla, pero le pregunto a la Administración si hay una concesion privada, de la DIMAR para la operación de Muelles privados. Aquí en este Muelle hay una situación regularizada que permite el cobro de un costo de entrada. Entonces por qué no se le exige a los operadores con Muelle si tienen concesión?»

Al ex representante a la Cámara Jack Housni Jaller no le queda ni poquito bien dar lecciones de legalidad, de ética y de moral y de honestidad, y exigir que le apliquen a los demás ciudadanos la Ley, cuando él no ha sido propiamente cumplidor de ésta.

Es inexcusable que alguien que fue legislador dos veces y diputado de la Asamblea tres períodos, desconozca que la Ley 47 de 1993 promueve el funcionamiento de muelles de embarque, tal como lo define en su parágrafo del artículo 25:

Advertisement

«La Junta para la Protección de los Recursos Naturales y Ambientales del Departamento integrada por el Gobernador del Departamento, Secretario de  Agricultura, alcalde del municipio (Providencia),  el Secretario de Planeación, un representante de ONGs; y representantes de las comunidades nativas de San Andrés y  Providencia, elegidos por elección popular, tendrá, además, la función de otorgar, si lo estima conveniente, permisos, concesiones y licencias para la construcción de todo tipo de muelles. En ningún caso se podrán conceder tales permisos, concesiones y licencias cuando se trate de la realización de construcciones cubiertas sobre el mar».

De hecho, si se aplicara la literalidad de lo que establece la norma de carácter especial o estatutaria, las cuales prevalecen sobre las normas generales, debería ordenarse el retiro del  bar flotante Ibiza que permanece fondeado en la bahía, y es una construcción cubierta sobre el mar. Además no se le conoce plan de manejo ambiental de la cocina y baño que tiene esta estructura flotante, que por demás vale la pena decir, obtuvo matrícula de DIMAR en Cartagena (C-05) y no en San Andrés que es la jurisdicción en la que funciona este artefacto naval porque en la Capitanía de Puerto de San Andrés resultaba incompatible la clasificación del tipo de elemento a registrar.

Al parecer Housni quiere congraciarse con el Grupo Étnico que administra el Muelle Turístico para asegurarse visitantes en Ibiza.

LA VERSIÓN DEL CLUB NÁUTICO SOBRE EL RETIRO DE LA LANCHA DE HOUSNI

Advertisement

«No se pidió el retiro de la embarcación por usar el muelle del club como embarcadero de pasajeros para Ibiza, se pidió el retiro porque estaba haciendo uso de su embarcación privada (matriculada como de recreo) para realizar una actividad turística y comercial, lo cual es ilegal. Las embarcaciones con fines turísticos y comerciales deben estar matriculadas ante Capitanía de Puerto como embarcaciones de pasajeros, deben tener pólizas de seguros de daños contra terceros y cumplir una normatividad más estricta por tratase de transporte público de pasajeros, » dice un comentario que miembros del Club Náutico de San Andrés le hicieron llegar a The Archipielago Press en la tarde de este domingo tras la publicación de este informe.



Vistas:
77

Fuente de la noticia

Advertisement
Advertisement
Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia