en

Petróleo está debajo de las expectativas del Gobierno: cómo impactaría

Combustibles

El pasado diciembre, el gobierno de Gustavo Petro presentó el Plan Financiero para 2023. Dentro de los supuestos macroeconómicos que planteó el Ministerio de Hacienda para lo corrido del año se cuenta con un precio de US$94,2 para el barril de Brent.

(Vea: Scotiabank estructuró la emisión y colocación de bonos de Ecopetrol).

No obstante, desde noviembre, el crudo de referencia para Colombia ha estado por debajo de esta línea: desde inicio del año, el precio ha oscilado entre US$77 y US$85 por cada unidad.

Adicionalmente, la Agencia Internacional de Energía (IEA por sus siglas en inglés) tiene una expectativa menos optimista en cuanto a precios para este año, pues estiman un promedio de US$83 por barril.

Esto quiere decir que hay una diferencia de al menos US$11 por barril.

(Vea: Ecopetrol y Total Eren se unen para operar un parque solar en el país).

De acuerdo con David Cubides, director de investigaciones económicas de Alianza Valores, explicó que hay varios impactos relacionados con esta diferencia. El primero tiene que ver con los ingresos que estima el Gobierno, frente a los que realmente podría recibir.

De acuerdo con el experto, los ingresos fiscales relacionados con cada dólar en el precio del crudo son entre $300.000 millones y $500.000 millones.

Es decir, que para este año los ingresos con los que hace cuentas el Gobierno podrían ser entre $3 y $5 billones menos, por cuenta de la diferencia de expectativas.
Cubides señala que Alianza Valores estima que durante el inicio del año podría caer incluso el precio, por la desaceleración de la economía. “Pero es un escenario que esperamos que repunte hacia finales del año por la recuperación de la economía y la escasez de materias primas”, aclaró.

Ahora bien, hay otro factor que se ve impactado también por la disminución en el precio del Brent. En la medida en que este baje, también lo hará el diferencial de precios de combustibles líquidos, como la gasolina y el diésel.

De esta forma, habrá un menor déficit o deuda del Gobierno con el Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepc).

(Vea: El comercio entre países de América Latina creció 22 % en 2022).

Cabe recordar que para 2022 se espera que el déficit por esta cuenta le cueste al Gobierno cerca de $38 billones, es decir, más que lo que espera recaudar con la reforma tributaria que promovió el gobierno Petro y que ya está vigente.

A esto se suma el hecho que se han hecho cuatro ajustes a los precios de la gasolina que ya suman $1.000. No obstante, aún no se ha hecho lo mismo con el diésel, que al menos en el primer semestre no tendría alzas.

José Ignacio López, director de investigaciones económicas de Corficolombiana, dice que esto significa solucionar solo una parte del problema, en la medida en que cerca del 50% de la deuda se genera por el subsidio a este combustible.

A pesar de un menor diferencial entre el precio local y el internacional por cuenta del menor costo del Brent, analistas consideran que es necesario iniciar la senda de alzas.

Menores precios significan menores ingresos para el país, pero ayudan a que el déficit del Fepc se estabilice y eventualmente se pueda cerrar frente al precio de la gasolina que se paga en Colombia”, concluyó Cubides.

La evolución del precio del barril de Brent dependerá en parte de la desaceleración económica, así como la evolución del conflicto entre Ucrania y Rusia, que ha llevado a que el precio de los ‘commodities’ tengan incrementos.

La Agencia Internacional de Energía, estima que para el primer trimestre del año, el precio se vea un poco afectado al alza, por cuenta del bloqueo que impuso la Unión Europea a importaciones marítimas de productos derivados del petróleo provenientes de Rusia.

(Vea: Gobierno no descarta nuevos contratos de gas y petróleo en 2023).

Es probable que esta prohibición sea más perjudicial para los mercados mundiales del petróleo que la prohibición de la UE de diciembre de 2022 sobre las importaciones de petróleo crudo transportado por mar desde Rusia”, estimó la Agencia.

Sin embargo, para la segunda mitad del año, la IEA considera que habrá una declinación ligera en los precios del petróleo, con lo que el promedio anual del crudo de referencia para Colombia cerraría en US$83 por barril. Así mismo, para 2024 seguiría a la baja, normalizando su precio, llegando a un promedio de US$78.

Aumento en el precio de la gasolina

Desde enero la gasolina en promedio para las 13 principales ciudades del país subió de $10.000, tras cuatro incrementos en el combustible que ha hecho el nuevo Gobierno y que ya suman $1.000 por cada galón del combustible.

Combustibles en Colombia.

iStock

La idea del Gobierno es continuar las alzas mensuales para cerrar el déficit del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (Fepc), cuya deuda asciende a $38 billones solo para lo generado durante el año pasado, según estimaciones del Comité Autónomo de la Regla Fiscal (Carf).

Estos incrementos continuados mejorarán la salud de las finanzas de la Nación, pero también tienen un efecto en la inflación.

(Vea: Exploración de hidrocarburos superó niveles vistos en 2019).

Cálculos del Ministerio de Hacienda señalan que por cada $1.000 que suba el galón de ambos combustibles, el impacto en el costo de vida de 0,65%.

Sin embargo, el Carf matiza que el subsidio a gasolina, por ejemplo, termina estando principalmente centrado en los hogares de mayores recursos.

PORTAFOLIO

Visite la fuente

¿Te gustó?

Publicado por jucebo

Jorge Figueroa será candidato a la Alcaldía de Bucaramanga pero sin la Liga Anticorrupción (www.vanguardia.com)

Hernando José Gómez, Presidente de Asobancaria

Jonathan Malagón fue designado como el nuevo presidente de Asobancaria