Connect with us

Huila

Plaza Cívica Los Libertadores, de todos y de nadie

Publicado

en

DIARIO DEL HUILA, CIUDAD

Por: Hernán Galindo

En la visita que realizó Diario del Huila hace cuatro meses a la Plaza Cívica Los Libertadores en el centro de Neiva encontramos un espacio abierto, al aire libre, que recibe sin contemplaciones principalmente el fuerte sol y, claro, la lluvia, con los efectos para transeúntes y vendedores ambulantes. En esta nueva visita la situación sigue siendo la misma en cuanto a los problemas que acosan a sus usuarios.

La Plaza ubicada en las carreras segunda y tercera entre las calles séptima y octava de la ciudad ocupa el lugar donde quedaba anteriormente la Galería Central, centro de mercado de toda clase de alimentos, de importante movimiento económico, pero también asediado por la suciedad, los malos olores, los vicios de licor, prostitución y ladrones de distinto pelambre. La estructura fue demolida, dinamitada, en el año 1997, pensando dar un cambio al escenario urbanístico de la capital.

El lugar inaugurado oficialmente en diciembre de 2002, poco ha cambiado en su entorno, al tiempo que no ha cumplido con su función esencial de darle a los neivanos un sitio urbano público, amplio y descubierto, en el que se pudieran realizar gran variedad de actividades cívicas, sociales y recreativas.

“Nos dijeron que sería como el salón de visita de nuestras casas”, contó en su momento Filomeno Beltrán, antiguo comerciante de la zona. Pero, aunque algunas zonas de la amplia plaza tienen arborización, esta favorece muy poco a los comerciantes o a los visitantes del lugar. “No hay realmente donde descansar, pasar un momento de esparcimiento o simplemente departir con quienes nos acompañen en la visita a la plaza Cívica”, comenta Clara Marín una de las vendedoras de ropa por la calle octava.

Lea También
“Vengo de recorrer los sótanos del infierno”, Alejandra Azcárate reapareció

Otra de las funciones que se pretendió con la construcción de la plaza en el lugar de la galería era tener un sitio de articulación en el tránsito entre el Parque Santander, La Catedral, El Pasaje Camacho y el Palacio de Justicia, El Centro Comercial Los Comuneros que está ubicado al frente en uno de los costados por la carrera octava para culminar el recorrido en el malecón del río Magdalena.

Falta sentido de pertenencia

En la nueva visita de Diario del Huila, los problemas no han cambiado, la falta de orden, de aseo y de seguridad entre otros están al orden del día. “Recientemente se hizo un mantenimiento y una brigada de aseo, pero no aprendemos. Hace como una semana vinieron funcionarios y le hicieron un mantenimiento a la Plaza Cívica, pero nosotros los neivanos, los opitas no cuidamos casi nada, el lugar se ha deteriorado y hay zonas en las que se observa basura.

También el tema de seguridad es otro problema que se ha trabajado con la policía y la verdad es que toca estar ojo abierto. Hace dos meses un señor intentó llevarse una bolsa de bizcochos y fue mi mamá la que le tocó recuperarlo prácticamente agarrándose con el señor”, dice Karen Vargas una de las vendedoras de bizcocho.

El uso del suelo en la Plaza Los Libertadores es diverso.  Se ve por igual ventas de bizcochos, vendedores de jugos, comerciantes de ropa, celulares, cacharro, perecederos y en un lugar especial en donde llegan las palomas que se trasladaron de la Catedral se ubican vendedores de maíz y arroz, que aprovechan los visitantes que llegan a dar de comer a las aves que se concentran en gran número la zona.

Lea También
“Colombia necesita más vacunación y nos vamos a vacunar todos”: Duque

Jorge Suarez, un pensionado que frecuenta Los Libertadores se acerca y aporta que los turistas tienen que salir corriendo por la cantidad de problemas que encuentran en su visita. Se queja de las trabajadoras sexuales que dice él frecuentan la plaza sin control alguno por parte de la policía. ¿Quién las controla? Se pregunta, al tiempo que cuestiona al comandante de la Metropolitana por la falta de esos controles. Adiciona que los robos son permanentes especialmente a los pensionados como él que llegan los días de pago y son abordados con facilidad por delincuentes que les quitan sus pertenencias. “Por favor que el comandante de policía y el alcalde se coordinen. Necesitamos seguridad”, agrega.

Nos trasladamos a la zona de las palomas y le preguntamos a una señora de edad que prefiere no identificarse que se encuentra allí qué tan conveniente es que las palomas frecuenten el entorno de la plaza. “Aquí hay gente que viene y les da comidita, son animalitos que forman parte del universo que fue hecho por Dios. El agua, el sol, todo y los animales forman parte de ese universo. La gente de buen corazón viene compra el maicito y les da comidita a las palomas, los animalitos no son problema. Aporta.

 Lo más reciente

Una jornada de lavado, poda y sensibilización, se llevó a cabo en el sector de la antigua galería central ahora denominada Plaza Cívica Los Libertadores, uno de los sitios de encuentro de los neivanos más concurridos y populares.

Lea También
Judicializan a español por el desfalco a los Juegos Nacionales de Ibagué

En la jornada participaron además de los comerciantes y voluntarios, funcionarios de la administración de Neiva dentro de las brigadas cívicas que vienen atendiendo en diferentes sectores de la ciudad.

El propósito de los brigadistas era cambiarle la cara al emblemático sitio que se ha convertido en territorio de todos y de nadie, como lo sostiene Libardo Rodríguez, un vendedor informal de la plaza.” Por ratos uno siente que no hay quien lo proteja. No tiene claro a quién o a dónde acudir cuando se le presenta un problema de inseguridad. A quien ponerle la queja sobre consumidores habituales de sustancias sicoactivas. Se expone a quedar fichado y hasta tener que emigrar del lugar”, comenta.

En el momento de la brigada de aseo y ornato, se hallaron escondidos, en medio de arbustos y árboles, elementos cortopunzantes y residuos de alucinógenos que evidencian la afluencia de consumidores y el accionar delincuencial.

Por su parte, Juana Meléndez, quien visita con frecuencia el lugar, indicó que “me parece muy bueno, quedó muy lindo para que la gente venga y lo disfrute. Ahora nos toca entre todos y en especial hacemos el llamado a la gente que cuide este lugar, no arrojando basuras “.

La Plaza Cívica, que remplazó a la Galería Central en medio de una gran polémica hace casi 20 años, no ha cambiado mucho en su entorno.  Sigue siendo tarea de las autoridades velar para que se cumpla con las funciones para las que fue construida y al tiempo dar las garantías para que tanto quienes trabajan allí como los visitantes se sientan seguros y en un entorno agradable en todos los aspectos.

Plaza Cívica Los Libertadores, de todos y de nadie - Noticias de Colombia

Ventas de bizcochos por la carrera tercera.

Fuente de la noticia

Publicidad
Click para Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia