14.3 C
Bogotá
jueves, octubre 29, 2020

'Pocho', jefe de 'Los Pachelly', cambió su fisionomía con una cirugía

Debe Leer

Programación deportiva para este jueves 29 de octubre

Bienvenido has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil. El correo electrónico de verificación se enviará a Revisa...

Gustavo Bolívar no volvería al Congreso en 2022

Bienvenido has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil. El correo electrónico de verificación se enviará a Revisa...

El debate que abrió propuesta para reformar el Código Civil

Tras más de un siglo de su expedición, un proyecto de reforma del Código Civil...

Inversión responsable | Efecto de la pandemia en el compromiso de las empresas en el mundo – Sectores – Economía

Las empresas que se comprometen con la inversión responsable en el mundo aumentan y la pandemia ha fortalecido la...


“Me van a matar”, grito angustiado Francisco Emilio Mazo Pulgarín al verse rodeado.

Respiró tranquilo cuando una mujer que estaba de civil se identificó como integrante de la Policía Nacional. Fue la encargada de notificar a Mazo que se estaba haciendo efectiva una orden de captura en su contra por concierto para delinquir agravado.

Mazo fue capturado en una vía del exclusivo sector del barrio Bella Suiza, al norte de Bogotá. Lo que no sabían las personas que estaban mirando la escena, entre estupefactas e incrédulas, era que este hombre,era uno de los más buscados del país, sindicado de ser la cabeza del grupo delictivo organizado ‘Los Pachelly’, que delinque en Antioquia, especialmente en el municipio de Bello.

Mazo Pulgarín, más conocido con el alias de Pocho, se estaba “escondiendo en Bogotá desde hace unos cuatro o cinco meses, donde pasó el aislamiento obligatorio por la pandemia”, dijo a EL TIEMPO uno de los investigadores de la Policía Judicial, Dijín, que estuvo frente a la investigación que llevó a su ubicación y captura.

(Le sugerimos leer: Por coronavirus cayó el capo ‘Albert’, jefe de los ‘Pachelly’)

‘Pocho’, por quien se ofrecían hasta 50 millones de pesos, venía liderando una guerra territorial contra otro grupo delictivo organizado que se denomina ‘El Mesa’ y que, de acuerdo con la Policía, ha dejado 95 muertos en Bello.

Precisamente, por eso, se asustó tanto cuando lo fuimos a capturar. Seguramente pensó en el momento que eran sicarios de ‘El Mesa

“Precisamente por eso se asustó tanto cuando lo fuimos a capturar. Seguramente pensó en el momento que eran sicarios de ‘El Mesa’”, dijo el investigador.

‘Pocho’ quedó al frente de ‘Los Pachelly’ tras la captura de Albert Antonio Henao Acevedo, en una operación de la Policía el 10 de agosto. El hombre, fue ubicado en el exclusivo sector de El Poblado de Medellín.

Su hermano, Alejandro Mazo, fue asesinado en marzo de este año, en medio de una disputa, al interior de la cárcel de Cómbita.

(Podría ser de su interés: Asesinan en la cárcel de Cómbita a ‘Tití’, jefe de los ‘Pachelly’)

‘Los Pachelly’, según la Dijín, cuentan con 80 hombres en armas. Su actuar delictivo se concentra en Bello, pero se han logrado extender a municipios como Copacabana, Girardota, Barbosa y la comuna 5 de Medellín (Castilla).

Se dedican al narcotráfico, extorsiones y homicidios selectivos. De allí la importancia de la captura de ‘Pocho’ para las autoridades.

Cirugía plástica de pómulos 

Varias cosas llamaron la atención de los investigadores. La primera, que uno de los narcos más buscados del país trató de cambiar su fisionomía, «muy seguramente para no ser identificado», dijo el investigador al confirmar que ‘Pocho’ se sometió a una cirugía plástica denominada bichectomía, que consiste en una reducción o perfilamiento de las mejillas.

(Le interesa leer: Ni cirugía de cambio extremo salvó a capo ‘Guacamayo’ de la justicia)

De igual forma, al momento de su captura, los policías lo vieron muy desaliñado, situación que corroboraron al realizar el allanamiento en su apartamento.

«Vivía en condiciones lamentables, muy pocos muebles, todo sucio, y sin lo básico para estar en un apartamento de ese nivel«, señaló el investigador.

Alias Pocho, era uno de los más buscados en el Valle de Aburra.

Dos años sin saber de su familia

«¡Estás vivo!», exclamó la mamá de ‘Pocho’, cuando lo fue a ver después de haber sido trasladado a Medellín.

‘Pocho’, de 45 años, por seguridad de su familia dejó de comunicarse y de verse con su esposa, hijos y mamá hace dos años. De igual forma, no utilizaba celular, y sus comunicaciones –lograron determinar los investigadores– las estaba haciendo a través de plataformas encriptadas.

Una subintendente, considerada como una de las mejores investigadoras de la Sijín de Medellín se dio a la tarea de ubicar a ‘Pocho’. «Ella se dedicó día y noche a trabajar el proceso contra este delincuente. Viajó a Bogotá, y en un trabajo en pleno de inteligencia logró establecer el lugar donde se encontraba escondido«, dijo el investigador.

(Le sugerimos leer: En una fiesta, la policía instaló GPS que permitió captura de narco)

El trabajo de la mujer dio sus frutos, y fue así como lo ubicaron en el norte de Bogotá. ‘Pocho’ estaba con dos hombres, que eran sus escoltas, «pero se identificó que desde que levantaron las restricciones por el virus, él salía los domingos a almorzar solo, y esa fue la oportunidad que aprovechamos para capturarlo», puntualizó el oficial.

Más de 30 años de vida criminal

En su momento, el general Fabio López, director de la Policía Judicial, Dijín, confirmó la captura de ‘Pocho’, y dio a conocer su trayectoria criminal.

«Este individuo, contaba con una trayectoria criminal de 30 años; inició su actividad delincuencial siendo muy joven, puesto que pertenecía a uno de los clanes familiares criminales consolidados en el municipio de Bello«, señaló el general López, al destacar la importancia de su captura.

(Seguro le interesa leer: Cacería de la Policía a narcos ‘invisibles’ que no tienen ni celular)

De igual forma, el general López señaló que ‘Pocho’ ingresó al Bloque Cacique Nutibara de las Auc en 2003, y se desmovilizó en 2008. Al año siguiente ingresó al combo de los ‘Pachelly’,  y desde esa época se consolidó como uno de los delincuentes más peligrosos.

Esta es la cuarta vez que se logra su captura.

JUSTICIA
En Twitter: @JusticiaET
J
[email protected]



Fuente de la Noticia

Últimas Noticias

Programación deportiva para este jueves 29 de octubre

Bienvenido has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil. El correo electrónico de verificación se enviará a Revisa...

Gustavo Bolívar no volvería al Congreso en 2022

Bienvenido has creado tu cuenta en EL TIEMPO. Conoce y personaliza tu perfil. El correo electrónico de verificación se enviará a Revisa tu bandeja de entrada y...

El debate que abrió propuesta para reformar el Código Civil

Tras más de un siglo de su expedición, un proyecto de reforma del Código Civil realizado por la Universidad Nacional...

Inversión responsable | Efecto de la pandemia en el compromiso de las empresas en el mundo – Sectores – Economía

Las empresas que se comprometen con la inversión responsable en el mundo aumentan y la pandemia ha fortalecido la conciencia de los líderes de...

Salsa y ‘castrochavismo’: los comerciales de Trump para los latinos

A menos de una semana para las elecciones en Estados Unidos (la votación será el próximo 3 de noviembre), un...

Más noticias