9.1 C
Bogotá
miércoles, enero 27, 2021

PUERTO CARREÑO NECESITA OTRA ESTACIÓN DE GASOLINA CON URGENCIA

-Publicidad-
- Publicidad -



Es habitual en la capital vichadense, en los primeros días de cada mes, contemplar a ciudadanos haciendo largas filas esperando abastecerse en las 2 estaciones de servicio de gasolina. Filas que, según clientes, esperan de 2 a 3 horas aproximadamente.

¿Cuál es el motivo?

El motivo de estas largas filas es gracias a la gasolina subsidiada, un invento del gobierno nacional en contrarrestar la entrada del combustible de contrabando en las ciudades de frontera con Venezuela. Ahora bien, nuestro vecino país pasa por la peor crisis humana y comercial de las últimas décadas, a la que se le suma el desabastecimiento del hidrocarburo, lo que provoca, una oportunidad fructuosa para muchos.

En Puerto Carreño, se inventaron para regularizar la venta del combustible subsidiado, el decreto 155 de 2020, que busca limitar el expendio de gasolina en recipientes en las 2 estaciones de servicio, decretando que la comercialización de combustible solo se podrá realizar de forma directa a los vehículos automotores, que si se desea comprar gasolina en recipientes, la compra deberá ser para casos específicos y se debe diligenciar un formulario expedido por la administración municipal, para solicitar su autorización.

Pero será esta la solución…

No creemos que esta medida sea la más conveniente, pues anteriormente cuando el vecino país, se encontraba en mejores condiciones, que concejal defendía o quienes denunciaban por redes sociales la entrada de la gasolina de contrabando, donde se veían afectados los dueños de las estaciones de servicio por la poca venta del hidrocarburo, el cual, el cupo del subsidio se perdía. Podemos decir que el 80% de la población nos beneficiábamos de la actividad ilícita, por el valor de adquisición del combustible para abastecer nuestros vehículos a un menor precio, que se podía comprar en cada esquina del municipio en años pasados.

Pero a pesar de esta nueva orden, la afluencia de personas con recipientes en las bombas de gasolina no cesa, al igual que las eternas filas. Miguel Rangel, ciudadano de la capital vichadense, dio su opinión sobre la realidad que se vive.

“Mientras solo existan 2 bombas de gasolina continuaran estas filas, uno se tiene que venir preparado con agua y a veces hasta comida para pasar la espera, lo que necesitamos es otra u otras estaciones donde poder abastecernos y no tener que aguantar los colones que se hacen, llevando sol y sed».

La solución al problema es muy fácil, el municipio ya debería contar con nuevas estaciones de servicio, donde por temas de la pandemia, no existan aglomeraciones de personas en largas filas. Mientras continúe el mal llamado “combustible subsidiado”, la afluencia de vehículos en las bombas de gasolina no disminuirá, debemos a cavar con el pensamiento mediocre de creernos pueblito y dar pasos de pensamientos de ciudad, dejar el fanatismo político y pensar en el bien de la comunidad. Se puede observar en la zona urbana rural de Puerto Carreño, para ser exactos en las Granjas, lo que podría ser una nueva estación de servicio, con mucho más espacio, pero que, en el anterior gobierno, les echaron abajo el proyecto, porque según, no estaba permitido el uso del suelo.

¡Y ustedes que opinan!





Fuente de la noticia

Últimas Noticias

- Publicidad -

Noticias Relacionadas

-Publicidad-

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

A %d blogueros les gusta esto: