Connect with us

Vichada

¿TODO UN CALVARIO EL SERVICIO DE URGENCIAS DEL HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS EN PUERTO CARREÑO?

Publicado

en

¿TODO UN CALVARIO EL SERVICIO DE URGENCIAS DEL HOSPITAL SAN JUAN DE DIOS EN PUERTO CARREÑO?

Han sido varias las quejas por parte de la ciudadanía que han llegado a nuestro medio sobre la situación de cientos de pacientes y acompañantes que acudieron a la sala de urgencias del hospital “San Juan De Dios E.S.E.” de la ciudad de Puerto Carreño y tuvieron que pasar según ellos por toda una peregrinación.

Muchos pasan hasta más de 5 horas en urgencias , el tiempo de espera es una variable fundamental en cuanto a la experiencia de los familiares y enfermos que ingresan a urgencias, la duración, a menudo según las quejas son largas e inciertas, lo que  causa mayor angustia  y desesperación.

Los testimonios señalan una atención de regular a deficiente para quienes se presentan a urgencias; un número deficiente de médicos; la carencia de material especializado (o de equipos funcionando). En cuanto a la comunicación del personal médico con las familias dicen que es frecuentemente esporádica (cuando no es nula), lo cual contribuye en incrementar la vulnerabilidad de las personas que esperan por ser atendidos y su(s) acompañante(s).

Mabel Méndez, a quien llamaremos por seguridad, mamá de una niña pequeña, reclama que llegó con su pequeña en horas de la madrugada con fiebre y vomito al hospital local y que aunque no se encontraba nadie más en sala de urgencias tuvo que esperar más de una hora para que atendieran a su pequeña.

“No comprendo cómo viendo que mi niña estaba mal y no habiendo nadie más en urgencias esperaron tanto para atenderla, era la 1 de la mañana yo no iba a sacar a mi hija a esa hora porque si, lo hice porque sentí que estaba mal, llegamos y como si nada, no había quien le realizara el triaje porque según estaba atendiendo otro suceso, como es posible que una sola enfermera en emergencias pueda realizar el triaje cuando se pueden presentar varios casos al mismo tiempo, a la final ni le tomaron la temperatura, regresamos a casa alrededor de las 4am y ni un solo examen le mandaron hacer.” Aseguró Mabel.

Para ser atendido en urgencias, el tiempo de espera depende del resultado que arroje el triaje (valoración inicial) que haga la enfermera, pero para llegar a esa valoración tienen que esperar hasta horas, sentados con sus dolencias en sillas plásticas.

En medio de su padecimiento, varias personas deciden incluso abandonar la sala de urgencias y buscar una solución particular a su dolencia. Dentro de las quejas de los pacientes están la de la falta de personal para atender en días festivos y domingos, donde el servicio de laboratorio no es a tiempo completo.

“Uno ya sabe que si se enferma un fin de semana, es mejor hasta no ir porque la demora en la atención se incrementa, entonces uno prefiere aguantarse las dolencias hasta el lunes”. Daniel Sequeda.

Por otra parte, el hospital local no presenta en este momento una sala de espera para los acompañantes por el tema de pandemia, por lo que actualmente es inexistente este espacio, aunque se turnan, los acompañantes acumulan horas, días e incluso semanas en no hacer otra cosa que esperar, las condiciones materiales de espera influyen sobre el estado de ánimo y el cansancio físico de los acompañantes. Una dura prueba constituye para los acompañantes el esperar un tiempo indeterminado y en condiciones precarias afuera del hospital.

El buen funcionamiento de las unidades médicas es la base para una atención idónea de los pacientes. Así, la movilización de todos los recursos para dar un trato humano a los usuarios de los hospitales públicos cambiaría ciertamente el destino de muchas vidas.

Fuente de la noticia

Publicidad
Click para Comentar

Deje un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tendencia