12 C
Bogotá
sábado, septiembre 19, 2020

Vuelos piloto, lejos de dar el impulso para que la aviación despegue

Debe Leer

Tragedia en Mogadiscio: Fue violada por 11 hombres y arrojada al vacío de un sexto piso

Rechazo mundial por la muerte de Hamdi Mohamed Farah, de 19 años, quien en Somalia fue violada por 11...

Nuevo sello de bioseguridad para nuestros Hoteles Comfenalco Valle delagente La…

Nuevo sello de bioseguridad para nuestros Hoteles Comfenalco Valle delagente La auditoría de certificación fue realizada por la entidad...

La decisión del Gobierno de autorizar vuelos piloto desde Rionegro hacia San Andrés, a tres ciudades del Eje Cafetero, a Cúcuta y Bucaramanga unida a la reciente aprobación de protocolos del aeropuerto de Villavicencio y a los pasajeros movilizados entre Bucaramanga y Cúcuta (primer piloto) no pasan de ser un tibio calentamiento de motores para el despegue real de la aviación en el país.

Por un lado, mientras que la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, según fuentes de la industria aeronáutica, les dijo este miércoles a representantes del sector que solo habría aval para un vuelo piloto desde el 1.º de septiembre y que no prevé medidas adicionales en el corto plazo, las rutas habilitadas para pilotos no son de alto volumen ni las operan todas las empresas.

(Le recomendamos: Estos son los vuelos que se activarán en Bogotá en septiembre)

Y en efecto, según la compañía EasyFly, a la fecha se han hecho 60 vuelos en los que se han movilizado 1.093 viajeros, lo cual se ha realizado siguiendo los protocolos, mientras que hoy existen 16 aeropuertos con protocolos validados y la falta de solicitudes de los alcaldes al Ministerio del Interior hace que las aerolíneas califiquen como muy bajo el efecto real para la reactivación de un sector que venía moviendo 600.000 empleos, que se recuperarán rápido porque primero hay que recuperar la confianza de los pasajeros.

El presidente de Viva Air, Félix Antelo, considera que si bien es positiva la autorización de unas rutas piloto desde la terminal de Rionegro, Antioquia, definitivamente es insuficiente porque en general las rutas que han sido autorizadas son las ciudades pequeñas o medianas.

“Salvo la ruta Rionegro-San Andrés, el resto de las rutas no son operadas por Viva Air y este no es un buen momento para lanzar nuevas rutas dado el estado de la demanda y lo que costará recuperar la confianza de los pasajeros”, explica el directivo.

(Le puede interesar: Guía para entender en qué va la reactivación del turismo)

Y al igual que esta aerolínea, una situación similar viven las otras dos aerolíneas de mayor cuota de mercado (Avianca Holdings y Latam Airlines), ya que el número de pasajeros que normalmente se transportan entre los destinos ya aprobados para vuelos piloto es muy bajo frente al que se requiere para estructurar una red de rutas que permita cruzar la oferta con la demanda.

Pero además, el presidente de Viva Air advierte que tampoco están dadas las condiciones para volar de nuevo entre Rionegro y San Andrés (cuyo promedio de viajeros mensuales en el primer semestre fue superior en 558 por ciento al de las rutas entre Rionegro y las ciudades del Eje Cafetero), ya que la aprobación del Ministerio del Interior pidió específicamente que los pasajeros que lleguen por vía aérea a la isla lo hagan presentando un test de covid previo, algo inviable desde el punto de vista comercial y operacional para las aerolíneas. “Hacerse un test de covid es bastante más caro que el precio del pasaje, tiene temas complejos de tiempos y lo vemos inaplicable”, indicó Antelo.

(Lea también: Avianca obtiene certificaciones de bioseguridad en Colombia)

¿Dónde está el piloto estatal?

Pero más allá de los vuelos piloto, la gran preocupación del sector aéreo es que no hay un timonel claro que en blanco y negro dé las certezas de cómo serán los pasos para la reactivación, proceso en el que el papel de Bogotá es clave, al ser el eje principal de la conectividad aérea.

Al respecto, otras fuentes de la industria, que han estado tanto en reuniones con el Gobierno como en el encuentro del miércoles anterior con la alcaldesa Claudia López, manifiestan honda preocupación por la forma en que se han manejado las cosas y por la incertidumbre que ello genera para la actividad y para la economía.

En una reciente reunión convocada por el Ministerio de Comercio, la industria área le solicitó al Ejecutivo confirmar si definitivamente desde el 1.º de septiembre comienza la reactivación de los vuelos nacionales, en cumplimiento del artículo 8 del decreto 1076 del 28 de julio, expedido por el Ministerio del Interior, que señala que hasta las 00:00 horas de ese día estarán suspendidos los vuelos nacionales, pero la respuesta fue que “esperaban que sí”.

“Se evidencia una muy grave falta de coordinación, de claridad y de liderazgo por parte del Gobierno. El tema se politizó con un matiz de salvaguardar la salud, algo que no tiene duda, pero hay temor de tomar decisiones y una incertidumbre para aerolíneas y pasajeros, que está haciendo más daño que bien. No pedimos que abran pasado mañana todas las rutas y frecuencias, sino claridad de cuál es el plan y quién está a cargo”, indicó una de las fuentes consultadas.

(Le sugerimos: Cartagena exige que bajen contagios en Bogotá antes de vuelo de prueba)

Y explica que con la terminación de dicha suspensión de vuelos nacionales debe ser el Gobierno el que retome el control de los aeropuertos y defina la aplicación de los pasos a seguir, para lo cual las aerolíneas han sugerido la implementación de un Puesto de Mando Unificado (PMU), en el que tengan asiento todos los actores, incluidos los alcaldes, pero cuyo poder de decisión lo tenga el Gobierno.

Y al señalar que Colombia es el único país del mundo que le cedió a las regiones el poder de decidir la reapertura de las terminales ubicadas en sus territorios, y junto con Argentina son los únicos con la aviación nacional frenada, las fuentes afirman que entre Gobierno y alcaldes, incluyendo a Claudia López, “nos tienen en un ping-pong en donde nadie nos dice cuándo ni cómo van a ocurrir las cosas”.

Puntualmente, en la reunión citada por el Ministerio de Comercio, el sector instó a definir cuándo terminan los pilotos y si el 1.º de septiembre se inicia la fase uno del plan de reactivación que definió la Aeronáutica Civil, que comienza con 15 aeropuertos y con un nivel de vuelos menor al normal, lo que para el caso de El Dorado, de Bogotá, implicará arrancar con 12 operaciones por hora frente a un promedio de 74 que se hacen normalmente.

“Este paso marcará el momento en el que el Gobierno retoma el control del sector y empieza a decidir”, señaló una fuente que reconoce que el manejo político con Bogotá es muy complicado (véase nota anexa).

(Además: Hay incertidumbre por reactivación en rutas terrestres entre ciudades)

Viajes internacionales, todavía crudos

Para el retorno de los vuelos internacionales las cosas están más crudas aún porque en la reunión más reciente con el sector, la Aeronáutica Civil dijo que hasta ahora comenzó a enviar las cartas a otros países para iniciar las negociaciones.

Luego de los pilotos, el plan de la entidad contempla cuatro fases, pero al indagar sobre los hitos que activan cada etapa la respuesta es que aún no se sabe y que hay que hablarlo con el Ministerio de Salud.

‘Plan Marshall de Bogotá, sin medidas para el sector aéreo’

Un sabor amargo quedó en el sector de las aerolíneas y gremios relacionados con esta actividad económica tras el encuentro del miércoles anterior con la alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

Allí, según personas que estuvieron presentes, la mandataria les dijo que no iba a abrir en septiembre el aeropuerto El Dorado, salvo para una ruta a Cartagena o Barranquilla (la primera ciudad sería la elegida), y que en el corto plazo no piensa abrir ninguna otra operación en la terminal.

Al calificar la noticia como una estocada para un sector que lleva cinco meses con los aviones en tierra, uno de los consultados le dijo a EL TIEMPO que a López “se le dieron razones científicas, de industria, de mercado, de turismo, pero ella está sembrada en su noción de que el aeropuerto es una amenaza para la estabilidad de la pandemia en Bogotá”.

Y agrega que “en su idea de alternancia López dice que si abren los colegios, no abre el aeropuerto, lo cual no tiene nada que ver, pues sería como decir que también hay que cerrar TransMilenio”.

(Le puede interesar: Abecé del proyecto de reactivación económica de Bogotá)

Según las fuentes, ‘la gran concesión’ de López fue que iba a revisar las rutas hacia Leticia y San Andrés, pero estas no tienen mercado actualmente y sus volúmenes son muy bajos, según las aerolíneas.

Y señalan que no es lógico que en el ‘Plan Marshall’ que anunció la alcaldesa para reactivar a la capital no haya ninguna medida para el sector aéreo, lo cual obedece a la falta de noción del aporte social y económico que hace el aeropuerto a la ciudad, algo que está pasando de agache en la política pública de la alcaldesa.

Anoche, la alcaldesa Claudia López ratificó los tres destinos que harán parte de los vuelos piloto desde la capital e indicó que, de común acuerdo y revisando los indicadores el Ministerio de Salud, se determinaron estas tres rutas.

Al respecto, sostuvo que estas son ciudades que para la primera semana septiembre van bajando el pico epidemiológico y que cada tres semanas se evaluará cómo va el proceso.  

Pero sobre estas revisiones, las fuentes del sector aéreo dijeron que el tema no se mencionó en el encuentro y que para ese chequeo de cada tres semanas hay que revisar bien cómo se hace, ya que ‘empezar un vuelo no es como prender una lavadora’, puesto que hay que activar pilotos, aviones, renovar permisos y comercializar el itinerario, entre otros.

La mandataria de los bogotanos dijo que en los vuelos piloto en Bogotá, de común acuerdo con aerolíneas, aeropuerto El Dorado y la Secretaría de Salud, se le hará seguimiento durante 10 días a todo aquel que se suba a un avión, preguntándole cómo se siente. “Ese seguimiento fue el que no se hizo en marzo y no vamos a cometer ese error”, agregó.

(Le recomendamos: La verdadera historia del ‘Plan Marshall’ (el original))

Familias pueden viajar en sus carros, con restricciones

Tanto el desplazamiento del núcleo familiar con fines turísticos como la actividad hotelera están permitidas, según el decreto 1076 de julio del 2020. Es decir que las familias que viven bajo el mismo techo podrán viajar a establecimientos que cumplan con los protocolos de seguridad obligatorios, si el transporte entre lugares de origen y de destino está autorizado por el Gobierno. 

En principio, algunas familias pueden hospedarse en alojamientos ubicados “en su misma ciudad de residencia”, dijo el ministro de Comercio, Industria y Turismo, José Manuel Restrepo, en un encuentro virtual de Cotelco. Si el hotel está en otro municipio, dependen de la autorización, que tendrá que ser solicitada por los alcaldes.

En caso de que una familia cumpla con estas condiciones, puede desplazarse en carro particular. Debe llevar un documento que certifique la actividad (comprobante de reserva), que podrá ser requerido por autoridades. Además, deberá alojarse en establecimientos que cumplen protocolos y, a bordo del vehículo, usar tapabocas y seguir rutina de lavado de manos.

ÓMAR G. AHUMADA ROJAS
Subeditor de Economía y Negocios
En Twitter: @omarahu

* Con información de Vida de Hoy.



Fuente de la Noticia

Últimas Noticias

Tragedia en Mogadiscio: Fue violada por 11 hombres y arrojada al vacío de un sexto piso

Rechazo mundial por la muerte de Hamdi Mohamed Farah, de 19 años, quien en Somalia fue violada por 11...

Nuevo sello de bioseguridad para nuestros Hoteles Comfenalco Valle delagente La…

Nuevo sello de bioseguridad para nuestros Hoteles Comfenalco Valle delagente La auditoría de certificación fue realizada por la entidad SGS Colombia en septiembre, en...

Rafael Pedroza y las habilidades que lo han hecho un grande

Quién no recuerda a ‘Julián’, el personaje de la producción Pandillas, Guerra y Paz que tuvo una gran acogida en Colombia y otros...

Más noticias